Despliega el menú
Zaragoza

Aprobada este jueves por el PSOE

Zaragoza, pionera en aprobar una ordenanza de transparencia

Entrará en vigor en cuatro o cinco meses tras la aprobación definitiva por el pleno, según ha informado el vicealcalde Fernando Gimeno. Con ella se harán públicas las retribuciones de los concejales y personal municipal.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este jueves el proyecto de ordenanza de transparencia por la que hará públicas las retribuciones de los concejales y personal municipal, convirtiéndose así en la primera de las grandes ciudades españolas en dar el visto bueno a una normativa de estas características.

Según ha explicado el vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, la ordenanza de transparencia y libre acceso a la información, que entrará en vigor en cuatro o cinco meses tras la aprobación definitiva por el pleno, regula de forma "meticulosa" la información sobre todas las retribuciones de los concejales, incluidas las dietas, y falta por definir, con los grupos municipales, si además se incluyen las declaraciones de renta y patrimonio.

La web municipal será la principal herramienta para la gestión de la transparencia y en ella se incluirán también los datos sobre telefonía móvil, vehículos oficiales, tarjetas de crédito -que a Gimeno solo le costa la que está su nombre y usan los servicios de pago- o el acceso a subvenciones e instalaciones y servicios municipales.

También se harán públicas las subvenciones y convenios municipales, que se van a ver "con nombres, apellidos y cuantías económicas", de forma que todo el que quiera podrá ver cuánto dinero llega a una organización empresarial o sindical o a cualquier entidad o asociación, ha precisado Gimeno.

Asimismo, se harán públicas las facturas municipales, pero al ser "miles y miles" tendrán que definir a partir de qué cuantía, ya que las hay hasta por tres euros y si se cuelga toda la información podría llegar a ser "absurda" y ocultar la información real.

También se publicarán los informes trimestrales de facturas pendientes y todos los contratos, los que proceden de adjudicaciones y los menores, sin convocatoria pública.

Gimeno ha manifestado su esperanza en que esta ordenanza, que establece un tiempo de transición de dos años para culminar los objetivos de información, sirva de modelo para todos los ayuntamientos de España y "tampoco vendría mal -ha dicho- que se la copiaran también las comunidades autónomas".

El vicealcalde ha comparecido con la consejera de Participación Ciudadana, Lola Ranera, quien ha destaco que el Ayuntamiento es pionero en la puesta en marcha de una ordenanza de transparencia y que con ella se fortalece el sistema democrático en un momento de crisis y desafección de los ciudadanos hacia las instituciones.

Para el Gobierno de Zaragoza, ha agregado, es prioritario acercarse a la ciudadanía como compromiso ideológico y para garantizar la credibilidad a través de información veraz y a tiempo real.

Se dará un tratamiento unificado al conjunto de la información municipal, y se considera la reutilización de datos como un elemento fundamental sobre cualquier información pública, ya que la ordenanza defiende el uso intensivo de formatos estándar procesables por máquinas, es decir, datos abiertos (open data).

La gestión de la información pública se hará de forma que cada dato o documento sea único, compartido, accesible, abierto, ubicado geográficamente y asociado a descriptores semánticos para posibilitar su reutilización por terceros.

La ordenanza apuesta por una información de calidad para impulsar que, en estos tiempos de crisis, empresas y emprendedores puedan utilizar libremente estos datos para realizar aplicaciones y generar empleo, y obliga a abrir los datos públicos también como una forma de ahorro económico mediante la reutilización de datos dentro del ayuntamiento con otras administraciones y con reutilizadores privados.

Etiquetas