Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Tarjeta ciudadana: 2,5 millones de usos mensuales

El Ayuntamiento estudia la posibilidad de hacer anónimos y publicar los datos de uso para que posibles agentes reutilizadores generen aplicaciones con ellos.

Uso de la tarjeta ciudadana en Bizi
El uso de la tarjeta ciudadana aumentan un 60%
HA

El Ayuntamiento de Zaragoza ha emitido hasta el momento 146.000 tarjetas ciudadanas, y prevé llegar a las 200.000 antes de que termine el año.

Desde que se implantó definitivamente en diciembre de 2010, cada vez son más los zaragozanos que optan por solicitar este carnet que por ahora permite acceder a 12 servicios municipales y se pretende ampliar como medio de pago a taxis y centros culturales.

Aplicaciones, productos o servicios

El Ayuntamiento asegura además estar estudiando la posibilidad de utilizar la tarjeta ciudadana para profundizar en la experiencia de datos abiertos.

Debido al gran número de tarjetas emitidas, los datos recabados a través de ellas supondrían una idea muy clara de cómo usa la gente los servicios públicos y del pulso de la ciudad. La intención del Consistorio es anonimizar toda esta información y publicar los datos de uso, como por ejemplo estadísticas de utilización de las instalaciones municipales o del transporte público por edad o sexo.

Varios 'agentes reutilizadores' ya han pedido estos datos al Ayuntamiento. Estos agentes, también llamados 'infomediarios', son los que generan negocio con el desarrollo de aplicaciones, productos o servicios a terceros a partir de la información del sector público. Según el Observatorio Nacional de las Comunicaciones, este tipo de negocio es un mercado aún sin explotar que podría llegar a generar en torno a los 500 millones de euros. Un ejemplo sería la aplicación para smartphones para localizar la farmacia más cercana o saber las frecuencias de los autobuses.

 

Otras posibilidades

Además, el Ayuntamiento asegura no ser ajeno a todas las posibilidades que podría ofrecer la tarjeta ciudadana. Al llevar un usuario clave podría llegar a convertirse en un mecanismo de acceso al Gobierno abierto más sencillo de los que constan de certificados digitales (como el DNI electrónico), ya que estos últimos requieren unos equipos poco frecuentes que suponen una barrera de entrada muy potente para el ciudadano.

El Consistorio reconoce sin embargo la necesidad de fomentar la participación ciudadana antes de profundizar en este tipo de experiencias para que los procesos de decisión a través de internet fuesen realmente representativos. Este reto lo conoce bien el portal de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Zaragoza. El borrador de la Ordenanza de Transparencia y Libre Acceso a la Información, por ejemplo, estuvo colgado en la página durante varias semanas para que los ciudadanos realizasen sus comentarios y aportaciones antes de presentarlo en el pleno municipal. Recibió tan solo 39 comentarios.

Usos de la tarjeta

De momento, los zaragozanos realizan dos millones y medio de usos mensuales de la tarjeta ciudadana.

El 50% de estas operaciones las realizan los usuarios de tarjeta postpago, es decir, domiciliadas a través de Ibercaja, que corresponden tan solo al 20% del total de las tarjetas emitidas.

El otro 50% de usos se realizan a través del 80% restante, las tarjetas prepago.

Son por tanto mucho más activas las tarjetas ligadas a una cuenta bancaria que las que se recargan en quioscos, aunque siguen siendo una minoría.

En cifras, 26.000 tarjetas postpago realizan las mismas operaciones que 120.000 tarjetas prepago: 1.250.000 al mes.

El consistorio ofrece descuentos y privilegios a los titulares de la tarjeta ciudadana, como un descuento del 40% en la red Wizi, el acceso gratis a las bibliotecas (sin tener que pagar el recien implantado canon de socios) o un 50% de descuento en los bonos de las piscinas cubiertas municipales.  

Etiquetas