Despliega el menú
Zaragoza

Manifestación en Zaragoza

Los funcionarios protestan en defensa del empleo público

El acto, convocado por los 11 sindicatos de la función pública aragonesa, ha culminado ante la sede del Gobierno de Aragón.

Varios cientos de personas se han manifestado en Zaragoza en defensa de los empleados públicos en un acto convocado por los 11 sindicatos de la función pública aragonesa que ha culminado ante la sede del Gobierno de Aragón con la lectura de un manifiesto de denuncia del desmantelamiento de los servicios públicos.

'En defensa de nuestros empleos, en defensa de nuestros salarios. Por la dignidad de los empleados públicos' ha sido el lema con el que se ha abierto esta manifestación, que ha partido de la plaza Paraíso de la capital aragonesa.

Daniel Alastruey, de la federación de servicios públicos de UGT, ha explicado que el objetivo de la marcha es que los empleados públicos muestren su rechazo a los recortes aplicados por el Gobierno porque su salario se ha visto recortado en un 20 por ciento en los últimos años.

Además, la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves revela que se han perdido 200.000 empleos en el sector público durante 2012, ha añadido, al tiempo que ha resaltado que se manifiestan también por la dignidad de los empleados públicos que está "pisoteada" por los políticos.

La protesta de este jueves se suma a movilizaciones anteriores y a otras que se realizarán en el futuro y que Alastruey espera que sirvan para que el Gobierno "empiece a darse cuenta de que ha perdido totalmente la sintonía con la calle".

El presidente provincial de CSIF en Zaragoza, Emilio Aguilar, ha expresado su malestar por los ataques que está sufriendo la función pública y "el resorte fundamental" que son los empleados públicos, y ha reconocido tener "mucho miedo" a las medidas que están pendientes de tomarse.

"El ataque que nos están haciendo es una justificación a la crisis y nosotros no causamos nada", ha dicho, al tiempo que ha insistido en que los empleados públicos "no son los culpables de la crisis, son los gestores".

En este mismo sentido se ha manifestado Jesús Artal, de la Federación de empleados públicos de USO, quien ha asegurado estar "harto" de los responsables públicos y de los gestores, de una clase política "que nos está criminalizando y desmantelando los servicios públicos".

"Vamos al Pignatelli a denunciar la precariedad y el desmantelamiento de las administraciones públicas porque va a redundar en perjuicio del ciudadano", ha concluido.

Etiquetas