Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Crecida extraordinaria

Los pueblos ribereños se preparan para la gran avenida

Todos los alcaldes de estas poblaciones, entre ellas Novillas, Gallur, Alcalá, Pradilla, Cabañas o Boquiñeni, están trabajando de manera conjunta.

La crecida en Cabañas de Ebro
Crecida en el río Ebro_2
ESTHER GENOVéS

Los municipios ribereños de la provincia de Zaragoza se preparan ante la previsión de una avenida extraordinaria del río Ebro, que entrará por la localidad de Novillas y que ya ha anegado unas 5.000 hectáreas en la crecida de la pasada semana.

Todos los alcaldes de estas poblaciones, entre ellas Novillas, Gallur, Alcalá, Pradilla, Cabañas o Boquiñeni, están trabajando de manera conjunta para tomar las medidas preventivas necesarias, ha informado el presidente de la comarca de la Ribera Alta del Ebro, Alfredo Zaldivar, alcalde de Remolinos.

Zaldivar ha explicado que están expectantes ante las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que por el momento cifran entre 2.400 y 2.500 metros cúbicos por segundo el cauce que llevará el río.

Se están reforzando motas en los cascos urbanos de Gallur y Pradilla de Ebro, ya que según el presidente comarcal el río cada vez está más sucio, y al desconocer todavía la altura de esta segunda avenida.

También se está echando tierra a una sima en Alcalá de Ebro para impedir que se rompa el dique se protege el pueblo.

El sábado ya se evacuaron unos 5.000 animales, entre cerdos y terneros, de las huertas de Remolinos y dos granjas en Novillas.

Por el momento, ha agregado Zaldivar, no se prevé la evacuación de los vecinos, ya que si el caudal del Ebro fuera de 2.500 metros cúbicos por segundo se podría controlar.

En la riada ordinaria de la pasada semana se anegaron unas 5.000 hectáreas de cultivos, sobre todo cereal de invierno, desde Novillas hasta casi Zaragoza.

Etiquetas