Despliega el menú
Zaragoza

Riada

Activado el plan de emergencias ante la crecida extraordinaria

El caudal del Ebro ya supera los máximos de 2011 a su paso por la capital aragonesa y a la espera de la crecida extraordinaria.

Vista de la crecida del río Ebro desde Zaragoza
Crecida en el río Ebro_4
.

La ciudad de Zaragoza se encuentra en prealerta ante la crecida ordinaria del río Ebro que se espera que llegue este sábado por la mañana, por lo que el Ayuntamiento activará este viernes el plan de protección civil para prevenir las afecciones que pudiera ocasionar.

En estos momentos, el Ebro a su paso por la capital aragonesa alcanza los 3,73 metros de altura y un caudal de 1.223,8 metros cúbicos por segundo, superando ya los máximos del pasado año, que fueron de 2,70 metros y 774,92 metros cúbicos por segundo, que se alcanzaron el 23 de octubre, según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la cuenca.

Hasta ahora, la crecida no ha ocasionado grandes afecciones en las poblaciones aragonesas por las que ha pasado a lo largo de la noche aunque se espera que pueda convertirse en extraordinaria el lunes o el martes.

En la actualidad, "el caudal máximo" del río se encuentra entre las poblaciones zaragozanas de Novillas, donde está estabilizado con una altura de 6,42 metros, y Alagón donde se encuentra a 6,60 metros y continúa subiendo, según han indicado  fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El alcalde de Alagón, José María Becerril, ha señalado que este jueves le comunicaron la prealerta y que, hasta ahora, la situación ha sido ordinaria "anegando el agua las 500 hectáreas de cultivo" que se ven afectadas habitualmente por las crecidas, aunque se prevé que la riada sea "mayor" en los próximos días.

El agua inundó a última hora de la tarde del jueves la parte baja de estas 500 hectáreas y a lo largo de la noche el resto, ha apuntado Becerril, quien ha añadido que ha estado "vigilante", junto a efectivos de la Policía Local y que, afortunadamente, no ha habido daños personales.

Según los datos que maneja el edil, en la estación de Castejón de Ebro se registra un caudal de 1.700 metros cúbicos por segundo, por lo que la población está en estado "preventivo" y espera que no se rompa ninguna mota para que se pueda hacer frente a la crecida extraordinaria que, según las previsiones, se avecina para principios de la próxima semana.

En Pradilla de Ebro, el río ha alcanzado esta noche los 6,40 metros de altura y un caudal de 1.800 metros cúbicos por segundo, según el alcalde, Luis Eduardo Moncín, que han provocado la inundación de campos de cultivo, y en estos momentos la cresta "ya está descendiendo".

El primer edil ha indicado que es "difícil" calcular las afecciones y que habrá que esperar a los próximos días porque "se va a producir una crecida mayor" para la que espera que "aguanten las motas y no revienten".

También en Boquiñeni, la crecida ha afectado a cerca de 400 hectáreas de cultivo y la cresta se ha alcanzado esta noche con una altura de 6,70 metros, según ha explicado el alcalde, Miguel Ángel Sanjuan, quien ha apuntado que los vecinos "no están muy alarmados" aunque se espera una avenida "mucho mayor para el lunes o el martes".

Etiquetas