Despliega el menú
Zaragoza

Barrios de Zaragoza

Actur-Rey Fernando presenta alegaciones a la Ordenanza Municipal en Centros Cívicos

El colectivo reitera que la normativa para 2013 ?continúa, como ya lo hizo en 2012, desvirtuando el cometido inicial? de la red de este tipo de equipamientos.

“La viabilidad de los centros cívicos no se puede medir únicamente con parámetros económicos y, aunque en la situación actual no se pueden obviar los costes, tampoco se pueden olvidar los beneficios que reportan estos equipamientos a los vecinos y a la sociedad en su conjunto”.

Esta es una de las alegaciones que la Asociación de Vecinos Actur- Rey Fernando ha presentado a la Ordenanza Municipal en Centros Cívicos para 2013, aprobada, provisionalmente, en el pleno del Ayuntamiento del pasado 26 de octubre. Una normativa que, según el colectivo, no ha cambiado, “ni una coma” del contenido ya presentado en 2012 y en la que, según estiman desde la agrupación vecinal, “vuelven a aparecer los mismos errores que en la del año pasado”.

Y es que las bases de la convocatoria para solicitar espacios de centros cívicos para el curso 2012/2013, “ya incumplían la ordenanza, porque se restringían el uso a las entidades declaradas de interés ciudadano o de interés público municipal”. “De aplicarse la ordenanza, los centros cívicos hubiesen quedado semivacíos de actividades”, apunta Ismael García, secretario de la entidad. “Nosotros proponemos que la solicitud de espacios en estos equipamientos sea accesible a cualquier colectivo y, en el caso de que existiera un coincidencia en las solicitudes, lo más correcto sería establecer preferencias en función del tipo de entidad”, dice García.

Alegación esta última que completa “la más importante”, la del coste de por actividad. “Se estableció un único precio para todas las actividades con independencia del taller o clase y de la capacidad de la sala a utilizar. Así mientras que en una actividad de Gimnasia de Mantenimiento el coste asciende a 9 euros por alumno, en una actividad de Teatro supone un coste de 23 euros por alumno. Precisamente las actividades de carácter sociocultural han sido las más afectadas por el pago de tasas en estos centros”, explica el secretario de Actur-Rey Fernando.

“Algo similar ha ocurrido con las actividades de Ajedrez y todos los talleres de Manualidades, lo que supuso que algunas actividades dejaran de realizarse en los centros cívicos”, continúa Ismael. “Está claro que esta normativa perjudica la oferta de aquellas actividades que, precisamente, persiguen la filosofía a partir de la cual se crearon estos equipamientos, es decir, las socioculturales. Desde la asociación creemos que por ejemplo Teatro, Ajedrez y algunos talleres deberían ser gratuitos o con un coste reducido”, comenta Ismael García.

Se trata, finalmente, de alegaciones y quejas que la asociación vecinal ha puesto de manifiesto, dentro del periodo de reclamaciones antes de la aprobación final de la ordenanza para evitar que vuelvan a repetirse los “graves errores cometidos el año anterior”, concluyen desde Actur-Rey Fernando.

Etiquetas