Despliega el menú
Zaragoza

Auditorio de Zaragoza

El Rastrillo Aragón de la Fundación Federico Ozanam abre sus puertas

Este año se incorpora el stand de INSERTA, la empresa de inserción de trabajadores de la Fundación, con útiles servicios de mantenimiento, albañilería, carpintería y confección.

En el Rastrillo Ozanam se pueden encontrar hasta 32 stands
La 26 edición del Rastrillo Aragón, de la Fundación Federico Ozanam, abre sus puertas
OLIVER DUCH

La 26 edición del Rastrillo Aragón, de la Fundación Federico Ozanam, ha abierto sus puertas este viernes en el Auditorio de Zaragoza, donde permanecerá hasta el próximo 4 de noviembre. La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, lo ha inaugurado acompañada por el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván.

Rudi ha destacado la labor de unos voluntarios que "trabajan duro los 365 días del año y mantienen vivos algunos de los servicios que se prestan a los sectores más débiles de Aragón", ha informado el Ejecutivo aragonés en un comunicado.

Además, la presidenta de la Comunidad autónoma ha explicado que el Gobierno de Aragón seguirá apoyando, siempre que sea posible, este tipo de iniciativas "cuyo fin es la ayuda a la sociedad aragonesa".

El Rastrillo Aragón es un bazar anual que, gracias al trabajo voluntario de más de 850 personas y con la colaboración de más de 500 empresas, es un importante recurso para la obra social de la Fundación.

Cuenta con 32 stands, en los que pueden encontrarse artículos como ropa nueva y de segunda mano, artículos deportivos, regalos, floristería, pastelería, alimentos aragoneses, libros, muebles y música. Además, este año se incorpora el stand de INSERTA, la empresa de inserción de trabajadores de la Fundación, con útiles servicios de mantenimiento, albañilería, carpintería y confección.

Gracias al Rastrillo, se ha apoyado económicamente la construcción de cuatro centros residenciales para mayores, la Residencia Maria Auxiliadora inaugurada en 1989, Residencia San Antonio en 1993, Residencia Nuestra Señora de Carmen abrió sus puertas en 1995 y Residencia La Magdalena, inaugurada en el año 2000.

También ha financiado otros proyectos como el Servicio de Ayuda a Domicilio para la tercera edad; la Bolsa de Vivienda de Ibercaja, 'Llaves solidarias', donde se ayuda a la población en situación de riesgo de exclusión al acceso a una vivienda digna, y el equipamiento de la Residencia y Centro de Día CAI-Ozanam Oliver.

Este año, la recaudación irá a ayudar a jóvenes sin recursos en la búsqueda y formación para el empleo y becas para personas mayores para sus centros.

Etiquetas