Despliega el menú
Zaragoza

Fiestas del Pilar

Interpeñas comienza a montar las carpas bajo la amenaza de suspensión

La Federación de Peñas ha comenzado este lunes con los preparativos del recinto, mientras los hosteleros esperan que el juez anule la celebración del evento.

Interpeñas ha comenzado este lunes el montaje de las carpas de las Fiestas del Pilar en el parquin norte de la Expo bajo la amenaza de una posible suspensión cautelar del evento, ya que la Asociación Plataforma de Empresarios Hosteleros de Aragón (Apeha) ha presentado un recurso contencioso contra el Ayuntamiento de Zaragoza por los pliegos de condiciones para adjudicar el terreno en el que solicita que se anule la celebración de este evento.

El enfrentamiento entre peñistas y hosteleros ha vuelto a sembrar la incertidumbre en las semanas previas a las fiestas, después de que el año pasado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA)anulara la cesión a Interpeñas del terreno, propiedad de la DGA. Finalmente, el Gobierno de Aragón llegó a un acuerdo con Apeha que parecía haber resuelto el problema, pero la concurrencia pública que sacó el Ayuntamiento para adjudicar el parquin de la Expo y la candidatura única de Interpeñas han reavivado la polémica.

“Nosotros nos presentamos al concurso como tuvo la oportunidad de hacerlo todo el que quiso. Hemos hecho lo que nos han pedido hasta el momento y ahora estamos a expensas de lo que diga la justicia”, aseguran desde la Federación. Según los pliegos, el adjudicatario podía comenzar a montar las instalaciones a partir de las 12.00 de este lunes, por lo que los trabajadores ya han iniciado unas labores que se alargarán varias semanas. De momento, se ha trasladado parte del material al terreno y durante los próximos días comenzarán a levantar las estructuras de las diferentes carpas. “La idea es acabar lo antes posible para que todo esté listo para el día 5 de octubre, pero ya vamos justos de tiempo”, explican fuentes de Interpeñas.

Los hosteleros confían en la suspensión

Mientras, los representantes de Apeha también luchan contra el reloj, aunque en este caso sea para lograr la suspensión cautelar de este evento. Los hosteleros presentaron el recurso en el que denunciaban irregularidades en los pliegos del concurso en los juzgados de la Plaza del Pilar el pasado 7 de septiembre, y el Tribunal Contencioso-Administrativo de Zaragoza recibió el documento tres días después, el lunes 10. “Confiamos en recibir una respuesta del juez durante los próximos días debido a la urgencia del caso”, aseguran desde Apeha, asociación que ya solicitó al tribunal que la sentencia se resolviera antes de que se iniciara el montaje de las carpas.

Aunque la justicia no se ha pronunciado antes del inicio de los preparativos de Interpeñas, los hosteleros confían en que la sentencia sea favorable a sus intereses. “El juez ha solicitado más información a todas las partes afectadas, por lo que esperamos que acepte la suspensión cautelar del evento”, confirman fuentes de Apeha.

Interpeñas solicita un espacio definitivo

Además de comenzar con el montaje de las carpas, la Federación ha iniciado una campaña para lograr una sede definitiva para su pabellón ante la inestabilidad de los últimos años. Después de que en 2011 los peñistas desconocieran la ubicación de esta instalación a poco más de un mes del comienzo de las fiestas y este año la celebración del evento vuelva a estar en el aire, Interpeñas ha puesto en marcha una campaña de firmas para lograr un pabellón definitivo.

“Sin peñas, unas Fiestas del Pilar no serían lo mismo. Montamos un pabellón en el que caben 30.000 personas. Durante los nueve días de fiestas hay más de 80 actuaciones, de las cuales casi el 50% son de Aragón, y todo lo recaudado por la entrada de uno de los días se dona a asociaciones que lo necesitan dentro de la ciudad”, indican en la página web de Interpeñas, que facilita a todos los interesados una carta dirigida al Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza y Apeha.

Etiquetas