Zaragoza

Medio Ambiente

Liberados dos alimoches en los montes de Ejea de los Caballeros

Estos dos pollos acompañarán en estos días a más ejemplares de esta especie para, en breve espacio de tiempo, iniciar su largo viaje hacia tierras africanas.

El alimoche canario es más fuerte gracias a su desarrollo con humanos
CSIC

Personal técnico y veterinario del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha procedido este jueves, en los montes de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), a la liberación de dos pollos de alimoche nacidos en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca (Pastriz), tras ser rescatados dos huevos de un nido, cuyo parental murió por envenenamiento.

El pasado mes de mayo de este año, la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza, tras ser avisada por un particular, recogió un alimoche adulto con claros signos de enfermedad en las cercanías de un nido de esta rapaz carroñera en Alfocea. El animal ingresó en estado de shock en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, dependiente del Gobierno de Aragón, y murió a los pocos minutos.

Tras realizar la necropsia para averiguar la causa de la muerte, se constató que era un macho adulto con placa incubatriz y con claros signos de envenenamiento. Rápidamente se dio aviso a los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón y a los Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza para iniciar el rescate de los huevos, ya que un sólo parental sería incapaz de completar la incubación y la crianza de la misma.

El personal veterinario del Centro de Recuperación acudió al lugar del rescate equipado con una incubadora portátil y, en apenas cinco horas desde la muerte del ejemplar adulto, se rescató la puesta de dos huevos que ya en el Centro de Recuperación fueron sometidos a un chequeo donde se constató su viabilidad.

Una semana después del rescate nació el primer pollo de alimoche, que tuvo que ser asistido durante su nacimiento por encontrarse demasiado débil para eclosionar por sí mismo y cuatro días después de éste, nació el segundo pollo.

Sus primeros días los pasaron en una nacedora de la sala de cría del Centro de Recuperación de La Alfranca, donde ambos pollos fueron criados mediante marionetas que imitan a los adultos de estas rapaces y donde no mantuvieron contacto visual con sus cuidadores, salvo para comprobar el estado de salud y de crecimiento. De esta forma se evitó que se acostumbraran a la presencia humana.

Una vez que fueron capaces de ingerir alimento sin ayuda de las marionetas se les trasladó a una jaula exterior con un nidal artificial, en el que permanecieron hasta completar el crecimiento total de sus plumas de vuelo. Posteriormente fueron pasados a un parque de vuelo, donde han permanecido durante más de un mes, junto con más aves rapaces, ejercitando sus músculos antes de ser liberados ayer.

Los dos alimoches liberados en Ejea de los Caballeros han sido marcados con anillas de lectura a distancia, con el fin de poder realizar la identificación de los ejemplares con ayuda de prismáticos o catalejo.

El alimoche es una especie carroñera y migradora que llega a la Península Ibérica para iniciar la reproducción en el mes de marzo y regresa al frica subsahariana a finales de septiembre. Los ejemplares jóvenes pasan sus primeros años de vida en frica. Los ejemplares adultos reproductores ponen entre dos y tres huevos, y generalmente en la naturaleza solo sale adelante un pollo.

Estos dos pollos de alimoche liberados en Ejea de Los Caballeros, acompañarán en estos días a más ejemplares de esta especie para, en breve espacio de tiempo, iniciar su largo viaje hacia tierras africanas.

El lugar de suelta ha sido elegido por los técnicos de la Dirección General de Conservación del Medio Natural dada la presencia en la zona de un grupo de concentración premigratorio de esta especie, compuesto por más de 30 ejemplares de alimoche.

Etiquetas