Despliega el menú
Zaragoza

Empresas

La caída del consumo y la falta de financiación, la mayor preocupación de Cepyme

Considera que ahora "lo primordial" es que las condiciones para crear una empresa sean fáciles, que "en estos momentos no lo son".

La caída del consumo y de ventas, seguido de la morosidad en el pago a los proveedores y la falta de financiación para poner en marcha nuevos negocios encabezan las preocupaciones de los pequeños y medianos empresarios en la actualidad.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente nacional de Cepyme, Jesús Terciado, en una rueda de prensa en Zaragoza antes de participar en la reunión conjunta del Comité Ejecutivo y la Junta Directiva de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa.

Según Terciado, estas tres cuestiones han hecho que en los últimos años cierren en España más de 500.000 empresas, por eso considera que ahora "lo primordial" es que las condiciones para crear una empresa sean fáciles, que "en estos momentos no lo son".

Por eso piensa que "una buena idea nunca debe ser desechada por una traba burocrática" porque a pesar de la complicada situación económica "siempre hay un nicho de negocio".

En el ámbito de la morosidad, "la segunda preocupación hace un mes", se está empezando "a aliviar" gracias al plan de pago a los proveedores y a los ajustes que han emprendido las administraciones públicas con la elaboración de planes de viabilidad, la reducción de los gastos corrientes y estructurales y el aumento de los ingresos para sanear sus cuentas.

Sin embargo, en cuanto a la falta de financiación, que "se ha agravado en los últimos meses", piensa que no se va a resolver a corto plazo aunque la "esperanza" es que la situación mejore en 2013 "si se enfoca bien el rescate del sistema financiero".

No obstante ha indicado que "a lo mejor hay que dejar de ser un país bancarizado" y buscar otro tipo de alternativas como dejar entrar capital privado en las empresas, optar por los mercados bursátiles alternativos, por el capital riesgo o por el capital semilla, aspectos en los que, a su juicio, debería incidir la futura ley de emprendedores.

Pero también ha subrayado la necesidad de recuperar la confianza de los mercados internacionales y darles seguridad de que "somos un país serio y creíble", algo que, según su opinión, se logra "a base de políticas que mejoren la actividad económica", profundizando en las reformas estructurales y ganando confianza "en nosotros mismos".

Para Terciado, la desconfianza de los mercados hacia la zona euro es la que ha generado la caída de las ventas y que los consumidores y empresarios "estemos en una dinámica de la restricción del consumo y la inversión".

Por eso, en este momento "de desconfianza" y del descenso del consumo y las ventas, Terciado no es partidario de la subida del IVA porque "supondría una caída mayor" y confía en que la medida "no siga adelante".

"A corto plazo no queda otra salida que acomodarnos a esta situación" y "poder resistir" con la esperanza de que en 2013 se produzca una recuperación que, ha advertido, debe partir de un "nuevo modelo económico" menos dependiente de lo público, con mayor diversificación sectorial y de búsqueda de nuevos mercados y la internacionalización de las empresas.

Para el presidente de Cepyme, 2012 va a ser un año de "inflexión política presupuestaria" en el que hay que reducir el déficit, las inversiones y el gasto estructural y corriente y aumentar los ingresos, lo que "no puede llevar mucho tiempo" y si se consolida esta situación en 2013 "podremos empezar con gastos menores" y dedicar el dinero a inversiones, tras un descenso del 50 % en los últimos años, y a apoyar a las empresas.

En opinión de Terciado, la recuperación del empleo "podrá venir" de las pequeñas y medianas empresas, sectores que agrupan el 70 % del PIB en producción y al 80 % del empleo y, de ahí, que las políticas deban ir enfocadas a las pymes y autónomos que "son los que podrán crear empleo masivamente"

Etiquetas