Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Movilidad

"Bizi ha sido una revolución"

Juan Campos, un óptico de 44 años, fue el primero que se sacó la tarjeta Bizi. Se cumplen cuatro años y más de 8 millones de usos del servicio.

Juan Campos, el primero que tuvo tarjeta Bizi
"Bizi ha sido una revolución en Zaragoza"
P.F.

A Juan Campos, de 44 años, siempre le había gustado la bici pero no la utilizaba para desplazarse por la ciudad. Hasta que hace cuatro años, en la primavera de 2008, vio cómo empezaban a montar una estación del servicio Bizi debajo de su casa, en el Paseo de la Ribera.

“Entonces estuve muy pendiente y cuando sacaron la información, me apunté por internet. Estoy encantado. Es un servicio económico y cómodo”, afirma Juan Campos, el primero que tuvo tarjeta Bizi en Zaragoza. Se apuntó el 21 de mayo de 2008 y lleva más de 6.000 usos.

“No sabía que había sido el primero”, comenta este barcelonés vecino de Zaragoza desde hace 20 años. “Bizi ha sido una revolución en Zaragoza en poco tiempo. Yo soy ciclista, conductor y peatón. Tenemos que convivir todos, la ciudad aún se tiene que acostumbrar a este cambio. Soy optimista”, opina.

El servicio Bizi cumple esta semana cuatro años. Empezó con 30 estaciones y 300 bizis, y se ha ido ampliando progresivamente hasta llegar a las 1.300 bizis y 130 paradas. Ahora tiene 39.000 abonados y unas 11.500 personas en lista de espera, según los últimos datos ofrecidos por el Ayuntamiento. En estos cuatro años se han hecho más de 8.100.000 usos. Su utilización está por encima de Barcelona y otras ciudades españoles que cuentan con servicio municipal de alquiler de bicicletas.

Juan monta en bizi a diario para ir a trabajar: tiene una óptica en la calle Méndez Núñez. “Tengo varias estaciones cerca para dejar la Bizi, pero hay horas malas en las que es imposible encontrar un sitio libre. Consulto mucho el mapa de estaciones por el móvil para buscar un hueco”, comenta. Y hace una propuesta en este sentido: “Cuando llegas a una parada con la bizi y está llena, deberían dejar más de diez minutos de tiempo para buscar otra. Al menos, media hora”.

La saturación del servicio es una de las quejas más repetidas por los usuarios. En horas punta, determinadas estaciones se vacían y es difícil coger una bizi, y otras se llenan y no hay anclajes libres para dejarlas. También hay críticas por el mantenimiento de las bicicletas y por la falta de servicio en algunos barrios. El Ayuntamiento ha anunciado en varias ocasiones que su intención es ampliar al red de estaciones, pero no concreta ni cuándo ni cómo.

Jóvenes y mayores

Según las estadísticas de uso, Bizi se ha consolidado como un medio de transporte urbano frente al paseo y al ocio. Las bizis se usan fundamentalmente para desplazamientos cortos en la ciudad en días laborables. La media es de 10 usos por bizi al día en laborables y algo más de la mitad en fines de semana. El tiempo medio de uso es de 13 minutos entre semana, 16 los sábados y 23 los domingos.

El éxito de Bizi abarca todas las edades. La edad media de los usuarios ronda los 40 años. Por franjas de edad, son mayoría los que tienen entre 30 y 34 años (15,60%), 35-39 (14,80%) y 40-44 (13,25%). Hay más abonados de 50-54 años (10.05%) que de 20-24 años (6,83%).

Actur y Almozara, los barrios más ciclistas

Los barrios con mayor número de abonados son Actur (código postal 50018), Almozara-San Pablo (50003) y Arrabal-Picarral (50015). Coincide que son las zonas en las que primero se instalaron las estaciones de Bizi.

La plaza de España sigue encabezando la lista de estaciones más utilizadas. Le siguen Avellaneda-Campoamor, San Francisco-Universidad, plaza del Pilar-Turismo, Echegaray-puente de Santiago, Paseo de la Ribera-Sobrarbe, Glorieta Sasera, Plaza de la Magdalena, Gran Vía-Económicas y Goya-Baltasar Gracián.

Etiquetas