Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Sale de prisión

El joven detenido en Turquía pasará 48 horas en comisaría

Diego Martínez, el joven detenido en Turquía por coger dos piedras de un yacimiento histórico, pasará 48 horas más en comisaría.

Diego Martínez, el joven bilbilitano detenido en Turquía el pasado 26 de marzo por supuesto tráfico de antigüedades, ha salido este viernes de la cárcel, pero deberá permanecer al menos 48 horas en una comisaría, cuando pretendía volar mañana a España, ha informado a Efe su madre, María Ángeles Mochales.

El joven, conductor de ambulancias de 27 años, ha permanecido casi un mes en la cárcel después de ser arrestado en el aeropuerto de Antalya cuando se disponía a tomar el avión de vuelta a España tras pasar sus vacaciones en el país.

En el control de equipajes, los vigilantes localizaron en su equipaje dos pequeñas piedras de mármol procedentes de un yacimiento romano-helenístico de la zona de Capadocia, y tras ser interrogado fue trasladado a comisaria y posteriormente a prisión como supuesto autor de un delito de "tráfico de antigüedades".

La madre del joven, que había expresado su alivio por la liberación de su hijo, se ha mostrado esta tarde confusa al conocer por boca del propio Diego que a su salida de la cárcel ha tenido que ir a una comisaría donde deberá estar dos días.

María Ángeles Mochales ha señalado que desconoce más detalles, ya que "apenas he hablado con él dos minutos y me ha contado que debe permanecer en la comisaría dos días".

La madre de Diego dice que no ha podido contactar con su otro hijo, Cosme, que se encuentra en Turquía, y desconoce lo que está ocurriendo.

El joven ha comparecido esta mañana en una vista judicial, que se ha celebrado "con normalidad" y finalmente el juez ha decretado su libertad sin cargos, aunque no ha podido abandonar la prisión hasta media tarde, cosa que finalmente ha ocurrido.

La madre ha informado de que en su comparecencia ante el juez no le han puesto "ni multa ni nada".

En una conversación con su hijo Cosme, éste le comunicó que Diego había estado "muy nervioso" durante la vista porque "la situación era muy difícil".

"Ha sido muy duro, hemos pasado muchos nervios, aunque ahora ya está", había dicho esta mañana, aliviada, la madre del joven.

Los dos hermanos tenían pensado regresar mañana mismo a España, había comentado su madre.

Etiquetas