Zaragoza

Zaragoza

"Caminar por algunas aceras del Casco es misión imposible"

Desde el Ayuntamiento aseguran que ?comprobarán el deterioro al que aluden los vecinos para realizar las tareas de mantenimiento precisas?.

Imagen de la calle de La Cadena
"Caminar por algunas aceras del Casco es misión imposible"
T. M.

Aceras estrechas y adoquinado levantado. Estas son, según la opinión de los vecinos, las características que “mejor” definen el estado de la mayoría de calles del Casco Viejo de Zaragoza. “Por algunas de ellas es imposible que pasen dos personas a la vez. Una ha de bajar a la calzada para dejar pasar a la otra”, cuenta Enrique Bandrés, mientras pasea por la calle de Antonio Agustín. “Además hay pivotes por todas partes, lo que seguramente evita que los coches suban a las aceras, pero que perjudica, todavía más, el camino del peatón”, asegura el zaragozano.

Opinión compartida por Alejandra Esteban, para quien transitar por la zona con un carrito de bebé “es una auténtica odisea”. “Si nadie pone remedio llegará un momento que no se podrá pasar por aquí”, apunta la joven, madre de un bebé de 4 meses, mientras se dirige hacia la calle de La Cadena.

Una situación que también se encuentran quienes tienen movilidad reducida y van en silla de ruedas o las personas que van a la compra con un carro por las calles de Heroísmo o la Reconquista. “Casi todas están fatal. Igual que el adoquinado, que deja mucho que desear. Vale que hay poco espacio para compartir con los vehículos, pero deberían tomar alguna alternativa y hacer del Casco un distrito admirable. Al fin y al cabo muchos turistas pasan por aquí y la imagen que se debe llevar de algunas calles no debe ser muy buena, la verdad”, cuenta María García, vecina del barrio, mientras se dirige hacia un comercio de la calle de San Jorge, “a hacer la compra”, asegura.

Quejas ciudadanas también denunciadas en la Asociación de Vecinos La Madalena. “Es problema que se conoce y del que somos plenamente conscientes. Prácticamente todas las aceras del Casco son muy estrechas y los adoquines se encuentran en mal estado por el tráfico que soportan y porque el mantenimiento es relativo”, explica David Arribas, de la agrupación vecinal. “Cuando se pensó en la progresiva semipeatonalización del distrito, hace ya unos años, nosotros propusimos que aceras y calzadas estuvieran al mismo nivel, como están haciendo en el Coso con las obras del tranvía, para devolver la prioridad al peatón, ya que actualmente la situación es totalmente al contrario. Creemos que, debido a la estrechez de las calles, sería la mejor solución”, comenta Arribas.

Por su parte, desde el Ayuntamiento aseguran que “comprobarán el deterioro al que aluden los vecinos y realizará las tareas de mantenimiento precisas. En algunos casos en el Casco, donde las calles son adoquinadas el mantenimiento es muy difícil y laborioso y llega un momento en el que la situación aboca a una renovación de mayor envergadura”, concluyen fuentes municipales.

Etiquetas