Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Ante el aumento de los robos

Varios hosteleros de Casetas se plantean la creación de una patrulla vecinal

La ola de robos en bares, unida a la escasa presencia policial en el barrio rural, ha llevado a varios hosteleros a pensar en formar un piquete nocturno de seguridad.

Ayuntamiento de Casetas
Varios hosteleros de Casetas plantean la creación de una patrulla vecinal
GUILLERMO CALAHORRA

A grandes males, grandes remedios. O pequeños, como en este caso, pero al menos efectivos. En los últimos 23 días se han denunciado hasta cuatro robos en bares de la zona cercana a la urbanización de La Alameda de Casetas, lo que ha encendido las alarmas entre varios hosteleros del barrio rural, quienes ante la escasa presencia de efectivos policiales se están planteando la creación de una patrulla vecinal. De hecho, ya hay algún empresario que realiza rondas nocturnas por su propia cuenta y riesgo.

El objetivo de los ladrones es claro y su modus operandi sencillo. A través de la técnica del butrón, los cacos acceden a los locales, donde revientan las máquinas tragaperras y de tabaco. Así obtenien un botín no demasiado elevado, pero sí rápido.

"Hay un coche de municipales que compartimos con otros barrios rurales de la zona este", señala Javier Martín, coordinador de Chunta Aragonesista en Casetas. "Además -denuncia- dependemos de la Guardia Civil de Utebo porque nuestro puesto está vacío por las noches". Según explica, en el distrito "hay una inseguridad tremenda", ya que "incluso robaron hace unos días en casas a plena luz del día".

En vista de los últimos acontecimientos, el vocal de CHA llevará una moción al próximo pleno de la Junta Vecinal.

"Me han robado dos veces en 23 días"

José Gabriel Martín, un vecino de Casetas que regenta el bar La Terraza, ya ha tenido que desplazarse en dos ocasiones hasta el cuartelillo de la Guardia Civil para denunciar un robo en su negocio. El hostelero afirma haberse "reunido con los dueños de otros cinco establecimientos para crear una patrulla o para contratar los servicios de una empresa privada de seguridad".

Martín se lamenta de que su local haya sido asaltado "dos veces en 23 días". Asimismo, añade, en el bar que se encuentra pared con pared con el suyo "también han entrado una vez". La crítica del propietario hacia las autoridades es contundente: "No es lógico que te amarguen todos los días parando los coches, pidiendo papeles y que se te coman a impuestos y de noche, después de trabajar todo el día te vayas a dormir con miedo. Por la noche, Casetas es una ciudad sin Ley, no hay policía".

"Más esfuerzos"

El alcalde del núcleo urbano, José Luis Román, admite estar al tanto de las quejas, razón por la que ha programado una reunión con varios responsables de la Policía Local y de la Guardia Civil, a quienes va a "proponer que se hagan más esfuerzos" en la zona.

Etiquetas