Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

"El acceso al centro cívico de Santa Isabel es impracticable"

Desde el Ayuntamiento explican que "la urbanización de la zona va ligada a las actuaciones de la propiedad del suelo".

Acceso al centro cívico de Santa Isabel
"El acceso al centro cívico de Santa Isabel es impracticable"
T. M.

Muchos vecinos acuden cada día al centro cívico para realizar diversas actividades: gimnasia, baile, yoga, teatro, exposiciones…, ya que desde que se construyó –año 2007- el edificio se ha convertido en un centro de reunión que aglutina parte de la vida del barrio. El problema es que para acceder al mismo, hay que sortear “una gran cantidad de obstáculos”. Así de tajantes se muestran desde la Asociación de Vecinos Gaspar Torrente de Santa Isabel, una agrupación que lleva “mucho tiempo” solicitando que se adecuen los accesos al centro cívico del barrio.

Y es que, según Luis Huerto, secretario de la asociación, “cuando giras desde la avenida de Santa Isabel tropiezas con una fila de coches aparcados, pegados a la pared de la entrada a la Junta Municipal –localizada en el mismo lugar-, lo que te obliga a salir a la propia calzada donde tienes que andar con mil ojos porque los vehículos que entran y salen te embisten por delante. A esto hay que añadir, que mientras caminas, es imposible visualizar los coches que vienen por detrás, corriendo el riesgo de tropezar y caer, ya que el firme está en un estado pésimo”. Una situación que se agrava, según los propios vecinos, los días de lluvia, por la gran cantidad de charcos que se generan en la calzada. “Eso parece una pista americana”, asegura Luis Huerto.

Se trata de una reivindicación puesta en conocimiento de la Junta de Distrito en septiembre de 2011 y de la que los vecinos esperan una “pronta” respuesta. “Cuando se levanta un nuevo edificio, el Ayuntamiento obliga antes a urbanizar los accesos. ¿Por qué en este caso no se ha aplicado la normativa? Construir una pequeña acera de un metro de ancho y unos 30 de largo no puede ser tan costoso y, desde luego, más barato que indemnizar a un accidentado que denuncie al Consistorio. Eso evitaría que los coches aparcaran pegados a la pared, daría seguridad a las personas mayores y facilitaría el acceso a los discapacitados”, concluyen desde la agrupación vecinal.

Por su parte, fuentes municipales explican que “este suelo fue una cesión anticipada al Ayuntamiento de Zaragoza para poder construir el centro cultural del barrio. Es decir, el Consistorio hizo gestiones en su día con los propietarios de dicho espacio para poner en marcha un equipamiento que se consideraba, como así se ha demostrado, necesario”. “Eso se consiguió, pero el resto de la urbanización va ligada a las actuaciones de la propiedad del suelo (área g-71-4) y solo cuando decidan ponerlo en marcha, los vecinos y usuarios verán una transformación de la zona circundante”, argumentan las mismas fuentes. “Si se hubiera esperado a que el ámbito se desarrollara, los vecinos no dispondrían de un equipamiento que, como ellos dicen, actúa de punto de encuentro del barrio”, concluyen desde el Consistorio.

Etiquetas