Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Embargos por impago

El Ayuntamiento subasta unos cien vehículos y pisos al año

El Consistorio saca a concurso una vez al mes bienes embargados a morosos. La próxima subasta será el día 29.

Vehículo para subasta, en el depósito municipal
El Ayuntamiento subasta un centenar de vehículos y pisos al año
P.F.

Una vez al mes (salvo agosto y diciembre), el Ayuntamiento de Zaragoza subasta los bienes embargados a ciudadanos que tienen deudas con el Consistorio. El año pasado se subastaron un centenar de bienes, sobre todo vehículos y también pisos o maquinaria de empresas que han quebrado.

Con la crisis ha aumentado el número de inmuebles embargados (pisos, garajes o locales), aunque sigue siendo muy inferior al de vehículos, apuntan fuentes municipales. En la próxima subasta, el 29 de febrero en el aula 1 del Seminario, se ofrecerán al mejor postor tres lotes: una vivienda en la calle Cartagena (por 144.114 euros), un local comercial en la calle Coimbra (99.773 euros) y un coche modelo Opel Combo (750 euros).

Las subastas siempre se realizan el último miércoles de cada mes. Los vehículos son los bienes más habituales. El pasado septiembre, por ejemplo, llamó mucho la atención una moto Harley Davidson.

Desde hace varios años, en la web del Ayuntamiento se pueden ver fotos de los bienes que salen a subasta. Además, los vehículos también se pueden ver previamente en persona en el depósito municipal, en la carretera de Castellón.

La subasta es el último paso de un procedimiento muy regulado, explican fuentes municipales. Si un particular o una empresa tiene una deuda con el Ayuntamiento (por impago del agua, IBI, IAE, multas, etc.), primero se le mandan varias notificaciones. Después se le embarga parte de los ingresos y, finalmente, el patrimonio mobiliario e inmobiliario. Unos expertos tasan el bien y una vez al mes el Ayuntamiento subasta varios lotes.

Los interesados pueden presentar sus ofertas en el edificio del Seminario desde el anuncio de la subasta y hasta una hora antes del comienzo de la misma. Si no hay compradores, el bien vuelve a salir a subasta a un precio inferior. En la web se pueden ver lotes no adjudicados en subasta anteriores por los que también se pueden presentar ofertas (hasta el 23 de febrero). Si tras la segunda licitación no hay comprador, se pasa al procedimiento de adjudicación directa.

Finalmente, si el bien embargado no llega a adjudicarse, el Ayuntamiento tiene la potestad para decidir qué hacer con él. En el caso de los vehículos, pueden llevarse al desguace.

Distintas entidades públicas y privadas celebran subastas de bienes embargados en Zaragoza : bancos, juzgados o la Agencia Tributaria, que celebra casi todos los meses subastas, en las que pueden adquirirse desde pisos a yates o joyas.

Etiquetas