Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PRESUNTA ESTAFA

Piden 20 meses de cárcel para tres personas que simularon un delito para cobrar el seguro

Segun la fiscalia, los acusados fingieron un accidente en una gasolinera para estafar a la aseguradora cuando en realidad se había pillado la mano con una puerta de casa.

El fiscal solicitará mañana en la Audiencia de Zaragoza penas de 20 meses de prisión para un matrimonio y un amigo de la pareja que simularon un accidente de tráfico para tratar de cobrar una indemnización de 25.000 euros de una aseguradora.

Los hechos ocurrieron el 18 de agosto de 2007, fecha en la que Stalin R.S., marido de la acusada Johanna Rosalía L.S., presentó una denuncia contra Gabriel Oswaldo F. como presunto responsable de un accidente ocurrido en una gasolinera ubicada en la calle Vía Hispanidad de Zaragoza en el que supuestamente perdió parte de un dedo.

En su denuncia, el acusado hizo constar que mientras limpiaba su vehículo en la zona de lavado, Gabriel Oswaldo F. aparcó su coche tras el suyo sin frenarlo y salió para comprar una barra de pan.

Según el denunciante, el vehículo, ubicado en una zona en ligera pendiente, se desplazó de forma repentina y le golpeó en la mano izquierda, provocándole la pérdida de parte de su dedo corazón.

En su escrito provisional de acusación, el fiscal rechaza la versión del denunciante y hace constar que en un juicio de faltas previo contra Gabriel Oswaldo F. y su aseguradora se puso de relieve que éste era en realidad un amigo de la pareja y que las explicaciones dadas constituían una "farsa".

Destaca la acusación pública que en ese procedimiento se constató que Stalin R.S. se pilló el dedo lesionado con una puerta de su casa a las 05.30 de la madrugada del mismo día, hechos que quedaron reflejados en el primer parte de intervención médica, documento que, según el fiscal, no aportó "deliberadamente" a la causa.

El fiscal tipifica los hechos como un presunto delito de simulación de delito en concurso con otro de estafa y solicita para los acusados penas de 20 meses de cárcel y el pago de los gastos originados a la aseguradora.

La representación legal de la aseguradora solicita, a su vez, penas de un año y medio de prisión para cada uno de los acusados por los presuntos delitos de simulación, falso testimonio y estafa, así como el pago de una indemnización de 3.091 euros por los gastos generados.

Etiquetas