Despliega el menú
Zaragoza

SUCESO

Piden 7 años para un hombre que hirió a su expareja con una botella rota

El acusado se encontró a la víctima en un bar, rompió una botella en el mostrador y le agredió en la cara y el costado. Días antes, los celos de él habían motivado una discusión en la que también hubo agresión.

El fiscal solicitará penas que suman 7 años de prisión para un hombre por las graves lesiones que supuestamente causó a su excompañera sentimental, a la que agredió en un bar de Zaragoza con una botella rota movido por los celos.

Los hechos comenzaron durante la noche del 5 de febrero en una habitación de alquiler en Zaragoza que compartía el presunto agresor con su víctima, ambos de nacionalidad rumana, tras una discusión motivada por la negativa de la mujer a enseñar a su compañero las llamadas y mensajes registrados en su teléfono móvil.

En su escrito de calificación provisional, el ministerio público relata que en el transcurso de la discusión, el acusado le propinó a su pareja un fuerte cabezazo en la nariz.  Ante el anuncio de la mujer de denunciar la presunta agresión, el encausado le respondió, según el fiscal, que "eso era lo que quería, venir a España para que le metieran en la cárcel".

La presunta víctima, ante el temor causado por la reacción de su compañero, decidió abandonar la habitación de alquiler y refugiarse en la casa de una prima.

Tres días después, el presunto agresor se encontró con su pareja en un bar de la capital aragonesa y entabló con ella una conversación, en el transcurso de la cual cogió una botella, la rompió en el mostrador y le hirió en la cara y en el costado izquierdo al tiempo que le espetaba "te voy a matar a ti y a tu novio español".

Denunciados los hechos, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Zaragoza dictó una orden de alejamiento contra el acusado a favor de su víctima, que sufrió diversas heridas inciso-contusas en cara y costado que obligaron a su hospitalización.

El acusado fue detenido en Rumanía en virtud de una orden internacional de búsqueda y captura, e ingresado en prisión por orden judicial.

El fiscal tipifica los hechos como delitos de maltrato y de lesiones, y reclama para el agresor penas, respectivamente, de 1 y 6 años de prisión, así como una prohibición para acercarse a su expareja durante un periodo de 7 años y el pago de una indemnización de 1.400 euros por las lesiones y secuelas causadas.

Por su parte, la acusación particular solicita para el acusado penas que suman 6 años y 9 meses de prisión por presuntos delitos de maltrato, lesiones y amenazas, prohibición de acercarse a su excompañera a lo largo de 5 años y una indemnización de 12.660 euros.

El juicio por estos hechos se celebrará el 9 de enero del año próximo en la sección primera de la Audiencia de Zaragoza.

Etiquetas