Despliega el menú
Zaragoza

BARRIO DE DELICIAS

Ratas y suciedad en el entorno del Centro Cívico Delicias

El Centro Cívico Delicias, que espera su apertura desde hace varios meses, puede haberse convertido en el foco de la aparición de varios roedores. Los residentes de las calles anexas critican que la limpieza de la zona es "insuficiente".

Los contenedores donde han aparecido las ratas.
Ratas y suciedad en el entorno del Centro Cívico Delicias
A. M.

La aparición de ratas constituye siempre una desagradable molestia. Con este inconveniente se han encontrado los vecinos de la calle Alagón –bocacalle de la avenida Navarra-, quienes han visto cómo en los últimos días -si bien de forma puntual- varios de estos roedores surgían de debajo de la hilera de contenedores ubicados frente al portal número 2 de la calle.

Un hecho que, manifiestan, "está provocado por el abandono del Centro Cívico Delicias, que a pesar de las obras de rehabilitación lleva cerrado mucho tiempo y no tenemos constancia de que entren a limpiarlo". Además, los vecinos apuntan que un local hostelero cercano deposita su basura en el contenedor sin meterla en la preceptiva bolsa. Un aspecto que, de ser cierto, atraería a los roedores, que tendrían un foco continuo de alimento.

El Instituto Municipal de Salud (IMS), encargado de poner fin a las plagas, recibió un aviso el pasado martes y ayer se personó en el lugar para "hacer una valoración de la situación" y "poner los medios necesarios" para cortar el problema de raíz. En un principio, desde el IMS entienden que la hipótesis de los vecinos puede ajustarse a la realidad. Recuerdan, además, que los ciudadanos que detecten un principio de plaga deben contar con ellos llamando al 010.

Insuficiente limpieza

Asimismo, los habitantes de las calles de Santa Orosia y Alagón critican que la limpieza es "insuficiente". "Las brigadas no suelen pasar por esta manzana, o al menos no lo hacen con la frecuencia necesaria", afirman. "Es cierto que cada semana limpian los contenedores, pero el resto de la zona presenta un aspecto muy sucio. En general todo el entorno ha dado un gran bajón en los últimos años", añaden.

Asimismo, aseveran que la calle de Santa Orosia, paralela a la avenida de Navarra, está "plagada" de desechos caninos.

Además, algunos vecinos del número 2 de la calle Alagón quieren que se muevan algunos metros los contenedores ya que, según señalan, "al estar justo frente a la puerta, si a alguien les da por quemarlos, nadie podría salir del edificio".

Etiquetas