Despliega el menú
Zaragoza

OCIO EN ZARAGOZA

El Parque del Agua mantiene una única parcela libre para su explotación

Tras la inauguración del Soccer World Zaragoza, el Ayuntamiento estudia varias propuestas para alquilar la última parcela libre del recinto, un modelo de privatización que genera ingresos a la ciudad y algunas críticas ciudadanas.

Imagen del archivo del Parque del Agua
El Parque del Agua mantiene una única parcela libre para su explotación
HA

El Parque Metropolitano del Agua ‘Luis Buñuel’ se encuentra, tras la inauguración este fin de semana del Soccer World, casi al completo en lo que a servicios y empresas instaladas se refiere. De hecho, este pulmón verde de Zaragoza solo mantiene una parcela libre para explotarla comercialmente.

Según explicó el consejero de Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, ya existen varios proyectos interesados en ocupar este espacio, ubicado junto al recinto de la hípica. Sin embargo, el hecho de ser la última propiedad en arriendo, y la situación económica, ha hecho que los responsables últimos del futuro del parque se lo tomen con paciencia a la hora otorgar dicha concesión.

Blasco defiende este modelo de gestión que mezcla la aportación de dinero público con los ingresos por cánones de explotación que se les aplica a las empresas privadas establecidas en el parque: “Así podemos seguir haciendo muchas cosas en los ayuntamientos, a pesar de tener dificultades económicas”, señala.

De esta forma, el Parque del Agua es algo más que un mero espacio de paseo y disfrute del medio ambiente. Una veintena de instalaciones privadas permiten cabalgar a caballo, bañarse en una playa artificial, practicar deportes como el golf, el pádel o el fútbol, ver una obra de teatro o relajarse en su balneario.

Algunas de estas explotaciones sobrellevan mejor que otras la crisis, y en puntuales casos, como el de las Aguas Bravas, se han visto al borde de tener que echar el cierre. Hay quien lo considera un modo idóneo para dar vida –y sostenibilidad económica-, frente a otros, -sobre todo, los vecinos de barrios aledaños-, que critican que se haya convertido en un parque de atracciones.

En ese caso, un parque ciertamente caro. Tal y como publicaba este diario el año pasado, utilizar todos sus servicios costaría el triple que una entrada a Port Aventura.

Etiquetas