Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CORREDOR VERDE

"Pasan los meses y nadie se implica en mejorar el mal estado y deterioro del Corredor Verde"

El Ayuntamiento asegura que no se reparan los desperfectos por actos vandálicos porque "sería gasta dinero inútilmente".

Estado del corredor verde.
"Pasan los meses, seguimos quejándonos y nadie se implica en mejorar el mal estado y deterioro del Corredor Verde"
T. M.

"Que hubiera más presencia policial en los puntos más conflictivos del Corredor Verde sería una solución alternativa que quizá disminuyera los actos vandálicos que, a diario, se suceden en esta vía". Esta son las palabras del vicepresidente de la Asociación de Vecinos San Lamberto de Miralbueno, Ricardo Berenguer, una agrupación que ya ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento "en muchas ocasiones" el estado de "degradación y dejadez" –según palabras de Berenguer- en el que se encuentra este gran vial que nació con la Expo de 2008 para conectar los barrios Oliver y Valdespartera, al sur de Zaragoza.

Hoy, más de tres años después de su creación, su imagen deja mucho que desear. Quioscos quemados, "que llevan así desde que inauguraron y que ya entonces nos prometieron que en quince días se adjudicarían", protectores de alcorques inexistentes, grifería de las fuentes robada… "Es una auténtica pena. Nadie se implica en mejorara el mal estado en el que se encuentra", dicen desde Miralbueno. "Como ciudadanos pagamos unos impuestos que nos dan derecho a recibir unos servicios y hoy por hoy no existen. Esta es una queja que se repite, pero no conseguimos nada. ¿Para cuándo la adecuación de una zona en la que se invirtió tanto dinero?", insiste Berenguer.

“Precisamente, desde la asociación ya propusimos una alternativa a los quioscos, hoy quemados, que son un foco de prostitución e indigencia. Como en ellos no va a haber nada durante años, nos pareció que sería buena idea que los tiraran y simplemente dejaran la techumbre que hiciera de sombra para quienes pasean por el vial o van en bicicleta", cuenta el vicepresidente de la Asociación San Lamberto. "Intentamos proponer soluciones, pero tampoco van a ningún lado", apunta indignado Berenguer.

Baldosas rotas, agujeros en el suelo "que ya han provocado más de una caída" –dicen desde la agrupación vecinal-, precaria iluminación en determinadas zonas y maderas rotas y levantadas es en lo que se "ha convertido" este vial verde.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza aseguran que "lo que no se repara son los desperfectos que los vándalos generan continuamente en el mobiliario. Es decir, el mantenimiento de las zonas verdes sí que se realiza, pero no el del vandalismo, porque sería gastar dinero inútilmente".

Etiquetas