Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

"POR UN CAMBIO GLOBAL"

Marcha 'indignada' por las calles de Zaragoza

Miles de zaragozanos se dirigieron al palacio de la Aljafería -sede de las Cortes de Aragón- para solicitar "un cambio global" en las políticas económicas.

La concentración ha partido de Glorieta Sasera
Marcha 'indignada' por las calles de Zaragoza
A. M.

Convocados por la plataforma 'Democracia Real Ya', Acampada Zaragoza, así como por otras asociaciones de corte social y vecinal, y justo cinco meses después del nacimiento del movimiento 15-M, un amplio grupo de zaragozanos acudió en la tarde del sábado a la concentración que, partiendo de la Glorieta Sasera, se dirigió al palacio de la Aljafería -sede de las Cortes de Aragón-, donde se leyó un manifiesto en el que se demandó "un cambio global".

A la marcha de Sasera llegaron columnas de personas que partieron, previamente, desde los barrios de Torrero, San José, Margen Izquierda, Delicias, La Almozara y Universidad, entre otros. También desde la plaza de San Francisco salió una "masa crítica" de bicicletas, y en la plaza de España se reunieron representantes del movimiento obrero que, posteriormente, se unieron a la manifestación.

"La situación no ha cambiado en 5 meses"

Antes de comenzar la marcha, Juan Peiró, miembro activo del movimiento 15-M, señaló ante los medios que, "a cinco meses del 15-M", y a pesar del "gran movimiento social" que supusieron aquellas movilizaciones, "la situación casi no ha cambiado". Peiró, ataviado con una camiseta contra los recortes en la educación pública, apuntó que "seguimos estando en manos de los mercados, manteniendo los privilegios a políticos y banqueros", a pesar de que la deuda española es cada día "peor" y "cada vez hay más paro".

Peiró añadió que "los responsables de las deudas se van con indemnizaciones millonarias a casa" mientras "los demás rescatamos a las cajas y bancos con dinero público". Del mismo modo, el joven subrayó la oposición del 15-M a "los recortes en la educación y la sanidad públicas" y calificó las movilizaciones de carácter internacional como "un toque de atención" que se repetirá en sucesivas fechas.

Los ciudadanos que han acudido se mostraron especialmente críticos con la clase política. Roberto, un carpintero de 34 años, señalaba que "hay demasiadas cosas que los gobernantes tienen que cambiar. Son un cáncer que tenemos que atajar desde fuera".

"Indignación con el sistema financiero, cajas y bancos"

La convocatoria fue apoyada por los partidos CHA e IU, además de por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorro y Seguros (Adicae), cuyo presidente, Manuel Pardos, estuvo presente en la misma. Pardos señaló a los medios de comunicación que desde el 15-M han notado que si la "indignación" con los políticos es enorme, con el sistema financiero, las cajas y los bancos es "infinita".

Desde Adicae quisieron estar presentes en las manifestaciones para apoyar las reivindicaciones del movimiento del 15-M y las que afectan a los ciudadanos hipotecados, además de pedir la dación en pago, una moratoria hipotecaria y paralizar durante tres años los embargos, agregaron.

Movilizaciones en Huesca y Teruel

Con los lemas 'Unidos por un cambio global' y "Porque no somos mercancías en manos de políticos y banqueros...", la protesta se repitió en Huesca, a las 20.00, donde la manifestación partió de la plaza de Navarra y recorrió las principales calles de la capital altoaragonesa.

Desde el Movimiento de Huesca se señaló que esta manifestación pretende llamar la atención sobre "esos mercados financieros que, siguiendo sus propios intereses y no los del conjunto de las personas, condicionan la soberanía de los países".

En Teruel, a las 18.00, se produjo una cacelorada popular en el centro de la ciudad.

Etiquetas