Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRÁFICO DE DROGAS

Encuentran más de 2.500 plantas de marihuana en Caspe

Una operación conjunta de la Policía Nacional, la Local de Caspe y la de Tortosa se ha saldado con nueve detenidos en el municipio zaragozano y en varios del sur de Tarragona.

El invernadero estaba dotado de todo tipo de tecnologías para favorecer el crecimiento de la marihuana.
Encuentran más de 2.500 plantas de marihuana en Caspe
HERALDO

Una operación antidroga de la Policía Nacional y las policías locales de Caspe y Tortosa se ha saldado con la detención de nueve personas y el hallazgo en este municipio zaragozano de un invernadero en el que se cultivaban más de 2.500 plantas de marihuana. Según ha podido saber este periódico, la instalación estaba tan tecnificada que permitía recoger hasta seis cosechas de esta sustancia al año, por lo que los investigadores calculan que en total los arrestados podían obtener de las macetas en torno a una tonelada de droga.

La actuación policial tuvo lugar en la noche del jueves al viernes de la semana pasada, y se desarrolló de forma coordinada en Caspe y en varias localidades del sur de la provincia de Tarragona. El objetivo era la desarticulación de una banda a la que la juez que lleva el caso ha definido como «una organización criminal» que se dedicaba a la venta y a la distribución de distintas sustancias estupefacientes.

La operación conjunta de la Policía Nacional y las policías locales de Caspe y Tortosa consistió en la entrada y el registro de distintos locales y domicilios particulares. Esas actuaciones se saldaron con la detención de nueve personas, aunque todavía no han trascendido ni las filiaciones de los sospechosos ni los lugares en los que fueron arrestados -se sabe que en Caspe hubo detenciones, pero no cuántas-.

Los registros practicados por los agentes también permitieron requisar distintas cantidades de droga, dinero en metálico y básculas de precisión. No obstante, el hallazgo que más sorprendió a los policías fue el del invernadero localizado en la localidad zaragozana.

Siempre según la información recopilada por HERALDO, en ese espacio cubierto los detenidos cultivaban más de 2.500 plantas de marihuana plantadas en macetas. El invernadero, descrito como de tipo holandés, estaba dotado de todo tipo de tecnologías para el mejor desarrollo de las plantas, lo que permitía obtener hasta seis cosechas de droga -una cada dos meses-.

Basándose en esa alta productividad, los policías implicados en la operación calculan que el invernadero podía proporcionar a la banda ahora desarticulada en torno a una tonelada de marihuana al año. El valor de esa cantidad de droga en el mercado rondaría los 1,3 millones de euros.

El caso ha estado bajo secreto del sumario varios días, pero ayer la juez decidió levantarlo. Varios de los detenidos han ingresado en prisión y el resto ha quedado en libertad con cargos.

El código penal castiga el cultivo y el tráfico de drogas con penas de cárcel que oscilan entre tres y seis años para aquellas sustancias que causan graves daños para la salud y uno y tres años para el resto. El castigo es mayor cuanta más droga se haya movido, y también se agrava si los hechos los ha cometido una organización delictiva.

Las más de 2.500 plantas del invernadero de Caspe forman una de las mayores plantaciones de marihuana encontradas en Aragón en los últimos años. En julio la Policía Nacional descubrió en un piso de Zaragoza 106 macetas, y en 2009 el mismo cuerpo halló en otro domicilio de la capital aragonesa 139. Un funcionario del Ayuntamiento de Huesca cultivó 63 en dependencias municipales.

Etiquetas