Zaragoza
Suscríbete

PILAR 2011

Los 'malos humos' de la Carpa del Ternasco incomodan a los vecinos de la calle de Moret

Los compresores que dan energía a la carpa, que funcionan a base de gasolina, vierten sus humos a escasos metros de las ventanas de un edificio de viviendas.

A la izquierda, por encima de la valla, pueden observarse las 'chimeneas' de los compresores
Los 'malos humos' de la Carpa del Ternasco incomodan a los vecinos de la calle de Moret
M. T.

Todo festejo tiene su 'cara B'. El jolgorio y los buenos ratos de unos esconden el calvario de otros. Este año, los vecinos del número 13 de la calle de Miguel Allue Salvador parece que tendrán que añadir un nuevo punto a la lista de inconvenientes propios de la fiestas, en este caso de las del Pilar. Se trata de los compresores de la Carpa del Ternasco, que está instalada desde este miércoles en la calle de Segismundo Moret -- esquina con la vía antes citada --, cuyos humos, procedentes de la combustión de la gasolina, van a parar directamente a las ventanas de sus viviendas.

Que los compresores hayan ocupado parte de la acera y emitan molestos ruidos es lo de menos para estos zaragozanos: lo peor es que estas máquinas emiten gran cantidad de humo a escasos metros de las viviendas. Los vecinos se quejan de que el olor a gasolina es insoportable y por ello este jueves no han podido abrir las ventanas de sus casas.

"Llevo más de 12 años en esta finca y nunca había visto nada así", se indigna el portero de la finca quien sostiene que si se acercara alguien con un medidor de gases "el resultado sería muy superior a lo permitido". El empleado cuenta que los vecinos de la primera planta, a los que directamente va el humo procedente de los compresores, ya han acudido este jueves a interponer una denuncia y esperan que su problema sea solventado.

Acostumbrados a los inconvenientes de las fiestas

Los vecinos de esta zona llevan lidiando desde hace años, cuentan, con ruidos durante todo el día, y hasta altas horas de la madrugada, y con orines en la puerta de sus casas, entre otros inconvenientes. Lo del vertido de humos encima de sus ventanas es la primera vez que sucede.

“Creo que se aprovechan de que solo seamos 38 vecinos, los de los números 11 y 13, para hacer lo que les da la gana”, sentencia Abilio Ballester, vecino del número 13, quien se pregunta si si hay alguna normativa municipal que ampare la carpa del Ternasco en la calle de Segismundo Moret.

Ballester denuncia “la insensibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza” ante las quejas de estos vecinos, que año tras año ven perturbadas sus vidas y así se lo han hecho constar a las autoridades consecuentes en numerosas ocasiones.

Este vecino, abogado de profesión, apunta que ya existe una sentencia judicial sobre este asunto de la Audiencia Provincial de Zaragoza, que en el año 2010 condenó al Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros a pagar más de 6.700 euros a un vecino por los trastornos ocasionados durante las fiestas de la localidad.

A las molestias por los humos hay que sumar que desde este miércoles por la tarde, cuando se levantó la carpa, varias vallas metálicas permanecen tiradas frente a este edificio. Los vecinos explican que esta situación es de verdadero peligro porque el espacio que queda para pasar no es precisamente extenso y es fácil tropezar.

Etiquetas