Zaragoza
Suscríbete

VALDESPARTERA

En dirección prohibida y con total impunidad

Un vecino denuncia que en el barrio ?por su reciente existencia y por la peculiaridad de algunas calles semipeatonales, genera en algunas personas la falsa sensación de impunidad".

Imagen de la calle Gilda
En dirección prohibida y con total impunidad
T. M.

“Que los coches se salten las normas de circulación en Valdespartera se ha convertido en algo habitual”. Estas son las palabras de Francisco Garza, un vecino zaragozano, “cansado” de denunciar las imprudencias de algunos conductores. Garza asegura que el barrio, “por su reciente existencia y por la peculiaridad de algunas calles semipeatonales, genera en algunas personas la falsa sensación de impunidad. Parece que todo vale y que se haga lo que se haga, no pasa nada”.

Es el caso de la calle de Gilda, que cuenta con unos metros dirección al Paseo de los Pájaros y otros tantos en sentido contrario, sentido hacia la calle de La Quimera de Oro. “He observado que tanto de día como de noche, los conductores, por no dar la vuelta y circular unos cuantos metros más, se saltan la señal de prohibido y así acortan su trayecto. Es un peligro para los peatones”, cuenta Francisco Garza, quien pensaba que informando de estas infracciones a la Policía Local se solucionaría el problema.

“He dado parte a la policía en dos ocasiones este verano. Una de ellas por teléfono y la otra explicando la situación, con todos los detalles posible, por correo electrónico”, explica este vecino de Valdespartera. “Prometieron vigilarlo, pero… Creo que se trata más de un problema de poco civismo que de otra cosa. Entiendo que no es posible que poner un coche patrulla a la espera de que alguien vuelva a cometer la misma imprudencia”, concluye Francisco Garza.

También al civismo como ciudadanos responsables aluden desde la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera. “El problema es que han hecho calle peatonales con entradas a los garajes de las viviendas. Con lo cual vehículos siempre hay. Y si además no respetan las normas viarias, pues el peligro aumenta”. “Sabemos que la policía ha puesto varias multas por ir en dirección contraria y por aparcar en zonas prohibidas, pero se siguen cometiendo las mismas infracciones. Y eso que actualmente ya se circula casi como es debido, porque cuando se creó el barrio los conductores hacían caso omiso a las señales de tráfico. Es un problema todavía por resolver”, aseguran desde la asociación.

Más información en www.losmontesdevaldespartera.org

Etiquetas