Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

«PUEDE CONLLEVAR PROBLEMAS DE SEGURIDAD»

La calle del campin municipal lleva un año sin luz por el robo de hilo de cobre

Los gestores de las instalaciones en Juan Bautista de la Salle pusieron sus propios focos en el acceso.

Los vecinos lo venían sufriendo desde hace meses y, este verano, los turistas se han convertido en los nuevos 'damnificados'. Hace prácticamente un año que un robo de hilo de cobre dejó sin luz la calle de San Juan Bautista de la Salle, donde se encuentra ubicado el campin municipal. Sus responsables tuvieron que iluminar la entrada al recinto con sus propios medios «para que los visitantes no pasaran de largo».

En la asociación de vecinos Entrelagos de Rosales del Canal, donde también han denunciado la situación en numerosas ocasiones, consideran que la falta de alumbrado «puede conllevar, incluso, problemas de seguridad», dado que en invierno, cuando anochece antes, la oscuridad es total.

En el Ayuntamiento son conscientes del problema y, poco después de que se produjera el robo de cobre, se restauró el alumbrado en unos metros de la vía, pero la zona de acceso al campin continúa en penumbra. «Aprovechando que teníamos que iluminar la zona del parquin, pusimos también un foco propio en la entrada, porque entre que la calle es nueva, no aparece en algunos GPS y que no había luz, los visitantes tenían problemas para encontrarnos», comentaba ayer Juan Antonio Guerrero, gerente de las instalaciones.

En el campin comentan que los más afectados son los 'clientes vecinos', esto es, usuarios que visitan el recinto para disfrutar de su piscina o de su oferta de ocio. Los extranjeros acostumbran a llegar en sus coches o caravanas, pero quienes van al campin en bus o a pie han de hacerlo 'a tientas'. En el Ayuntamiento afirmaron en su día que están en vías de solucionar el problema -aunque ha pasado un año-, aunque también reconocieron que tienen otras prioridades. De hecho, problemas semejantes se arreglaron ya en Parque Goya y en algunas zonas de la Almozara, pero fuentes municipales indican que la reposición del alumbrado es un intervención compleja que se va acometiendo por plazos.

Inés Álvarez, de la asociación Entrelagos, explica que San Juan Bautista de la Salle acostumbraba a ser una vía de paseo, pero en los últimos meses los vecinos la tratan de evitar. Por allí discurre, incluso, un carril bici y el colegio público del barrio no queda lejos. Los problemas de iluminación se extienden a las calles de Maurice Ravel y de Luis Gracia Iberni, donde se ubica el centro escolar, en el que anteriormente también se han solicitado mejoras en la señalización vertical para advertir a los conductores de que es una zona transitada por niños.

Etiquetas