Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

OBRAS DEL TRANVÍA EN ZARAGOZA

El Ayuntamiento asegura que la aparición de restos óseos no ralentizará las obras del tranvía

La consejera de Cultura, Dolores Serrat, insiste en la necesidad de garantizar los bienes culturales y aguardar el informe de la comisión provincial de Patrimonio. «Cuando se empieza la casa por el tejado suelen surgir problema», ha dicho.

Imagen facilitada por un ciudadano anónimo a Apuedepa, donde se denunciaba el daño de las obras a supuestos restos arqueológicos.
Apudepa denuncia la destrucción de restos arqueológicos
APUDEPA

El consejero municipal de Cultura, Educación, Medio Ambiente y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza y alcalde en funciones, Jerónimo Blasco, ha recalcado este viernes que la aparición de restos óseos humanos en el Paseo de la Independencia, con motivo de las obras del tranvía, no va a ralentizar el ritmo de los trabajos. Estos restos podrían proceder de la Guerra de la Independencia o de los años 30.

Asimismo, Blasco ha reclamado al grupo municipal del Partido Popular (PP) «responsabilidad» en sus criticas a estas obras y a la gestión que el consistorio está realizando en relación con los restos arqueológicos presentes en el tramo del Casco Histórico, al apreciar que «en algún momento al PP se le pasará el enfado y actuará con elegancia» por el interés de la ciudad y los zaragozanos.

El director general de Cultura del consistorio, Antonio Mostalac, ha explicado que los restos humanos encontrados este jueves en las obras del tranvía a la altura de la calle Cinco de Marzo están siendo retirados para llevarlos al laboratorio y proceder a su estudio, catalogación y «extracción de elementos históricos» que permitan conocer su época y procedencia.

En este sentido, ha indicado que aún se desconoce la época, si bien podrían situarse en los años 30 o proceder «de la Guerra de la Independencia» ya que existen numerosos restos del siglo XIX en estas zonas. No obstante, «sí está claro que no tienen nada que ver con la necrópolis paleocristiana de Santa Engracia», ha apuntado Mostalac.

Sobre la posibilidad de que este hallazgo retrase los trabajos, el director general de Cultura ha observado que el trabajo arqueológico «nunca ha sido un problema« para las obras que «se llevan a buen ritmo, el que marca el proceso arqueológico».

El consejero municipal de Cultura ha apuntado, por otra parte, que la UTE que ejecuta los trabajos «ha hablado con el Gobierno de Aragón» para tratar la zona «con micropilotajes, en vez de con pilotajes» como estaba previsto y ha insistido en que «nadie se preocupe porque ni se dilata el proceso ni se encarece» la obra.

Críticas del PP

Además, Jerónimo Blasco ha remarcado que las obras propias del tranvía en el tramo Independencia-Murallas «no sobrepasan los 50 centímetros», aunque al realizar este trabajo «se aprovecha» para renovar conexiones y redes «que sí están por debajo», aunque ha negado que se estén produciendo problemas por ello y ha reiterado que «no se ha rebajado el ritmo ni hay previsión de ello» por encontrar restos arqueológicos.

«En algún momento al PP se le pasará el enfado y actuará con elegancia», ha planteado Blasco, para detallar que se está ofreciendo información a este grupo a través de correo electrónico.

Por su parte, la consejera de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, ha señalado este viernes que «son restos que han aparecido en una zona que no había sido excavada y estamos a la espera de lo que digan los arqueólogos. No me atrevería a adelantar datos sobre su origen o antigüedad mientras no hablen quienes lo tienen que hacer. Pero, evidentemente, es un tema que viene a complicar las obras del tranvía. Por parte de la consejería y del departamento lo que queremos es garantizar la seguridad de los bienes culturales pero acelerar los trámites».

«Espero que la semana que viene se reúna la comisión provincial de patrimonio que es la que tiene que hacer el informe, y les recuerdo que es preceptivo y vinculante. La pena es que esto no se hiciera cuando se debía haber hecho, antes de iniciar las obras de la segunda fase. Cuando se empieza la casa por el tejado suelen surgir problemas. Se tenía (el informe) que haber solicitado antes del mes de marzo o abril para que las cosas hubieran ido bien y no los problemas que hay ahora: la ciudad abierta en canal y unas expectativas que no sabemos cuáles serán», ha concluido Serrat.

Etiquetas