Despliega el menú
Zaragoza

SUCESOS EN ZARAGOZA

La policía descubre un cadáver en un bloque de cemento en un cibercafé

En el interior del establecimiento, los agentes localizaron un bloque de hormigón del tamaño de una persona que desprendía un olor "putrefacto", como de un cadáver, que podría ser de uno de los socios del local.

La puerta del 'cybercafe'
La policía busca un cadáver en un bloque de hormigón de un cibercafé en Zaragoza
MAITE SANTONJA

La policía ha descubierto un cadáver, al parecer de un varón, enterrado en un bloque de cemento dentro de un cibercafé, en el barrio de Delicias de Zaragoza, tras la denuncia de los vecinos por el mal olor que procedía del local, cerrado desde hace tiempo.

Las primeras partes del cuerpo han empezado a aparecer sobre las 17.00 y las labores de extracción podrían prolongarse durante todo el día, han informado fuentes de la Policía Nacional, quienes han agregado que en principio parece un varón.

En el momento en que se consiga desprender totalmente los restos mortales, se trasladarán al Instituto de Medicina Legal para practicar la autopsia y poder identificarlo, han agregado las mismas fuentes.

La juez que se encuentra en el lugar ha decretado secretas las diligencias de este caso.

Cibercafé de la calle Navas de Tolosa

Las investigaciones policiales comenzaron ayer cuando los vecinos del edificio número cinco de la calle Navas de Tolosa avisaron a la policía local y a los bomberos del mal olor que procedía del local, al parecer propiedad de dos amigos, un cubano y un español, según han señalado a los medios los vecinos.

En el interior del establecimiento, los agentes localizaron un bloque de hormigón del tamaño de una persona que desprendía un olor «putrefacto», como de un cadáver, que podría ser de uno de los socios del local, aunque las fuentes no facilitado ninguna información sobre este extremo.

El cadáver ha sido localizado por agentes especializados de los órganos centrales de la Policía Nacional que, procedentes de Madrid, se han sumado esta mañana a la investigación.

Antes de descubrirse los restos, el Delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, ha señalado que la operación se ha iniciado tras la llamada de un ciudadano a la policía para informar de que había un olor muy desagradable en un inmueble cerrado, sin uso desde hace un tiempo.

Cuando la policía accedió al local y «por los indicios que ve», piensa que se ha podido cometer algún tipo de delito, ha añadido el responsable institucional, quien ha precisado que, al ser un asunto «muy complejo», se ha solicitado la intervención de una unidad especial de los órganos centrales del Cuerpo Nacional de Policía.

El delegado ha indicado que por el momento no hay ninguna posibilidad de confirmar absolutamente nada, «salvo que personas han hecho sus suposiciones y han contado historias, pero policialmente no se puede decir absolutamente nada», ha concluido.

El Delegado del Gobierno ha hecho estas declaraciones tras presentar la campaña de verano de la Dirección General de Tráfico (DGT) ante el comienzo de las vacaciones.

(Más información en la edición de HERALDO DE ARAGÓN)

Etiquetas