Despliega el menú
Zaragoza

INFRAESTRUCTURAS

El Hospital Provincial estrena ampliación en abril

El Hospital Provincial Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza abrirá las puertas de sus nuevas instalaciones tras cinco años de reforma y ampliación y una inversión de 24 millones de euros.

Marcelino Iglesias y Luisa María Noeno visitan las nuevas instalaciones del Hospital Provincial de Zaragoza
El Hospital Provincial estrenará nuevas instalaciones en abril
GOBIERNO DE ARAGóN

El Hospital Nuestra Señora de Gracia de la capital aragonesa ha estrenado sus nuevas instalaciones, fruto de unas obras de ampliación y reforma que comenzaron hace cinco años y que han supuesto una inversión de más de 24 millones de euros. El centro, cuyos servicios funcionarán al completo en abril, dispone ahora de 230 camas y otros 15 puestos en el área de Cirugía Mayor Ambulatoria.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, ha visitado este viernes las instalaciones para conocer «la reforma en profundidad que hemos hecho en este hospital».

En declaraciones a los medios de comunicación, Iglesias ha recordado que la reforma de este centro era «uno de los compromisos que asumimos en la última campaña electoral» y ha defendido la actuación frente a quienes decían que «íbamos a dejar este hospital de tercera división».

La reforma de un centro hospitalario «es muy complicada», ha observado Iglesias, al explicar que para realizar los trabajos ha sido necesario desviar algunos servicios a otros centros, en este caso al Hospital Militar, al que ha agradecido su colaboración y «esfuerzo» para poder seguir ofreciendo los servicios.

El presidente aragonés ha considerado que, a pesar del largo periodo de reformas y de que suponen una inversión de casi 25 millones de euros, «valía la pena» actuar en este hospital, «el más antiguo que tenemos en Zaragoza, del siglo XV», y situado en el centro de la ciudad.

El centro Nuestra Señora de Gracia comparte sector con el hospital Royo Villanova, asiste a 200.000 aragoneses y el próximo mes de abril tendrá operativos «todos sus servicios», ha avanzado Marcelino Iglesias.

De esta forma, «la Comunidad ha hecho un gran esfuerzo para tener un excelente hospital que tiene todos los servicios y ha quedado muy bien», con instalaciones «cómodas y con mucha luz», que buscan «no sólo curar al paciente, sino tener una sanidad más humana, más próxima», dado que «nunca estás en un hospital como en tu casa, pero estamos intentando que la gente esté cómoda también en los hospitales».

Esfuerzo especial

El presidente aragonés ha explicado que desde que en 2002 se asumieron las transferencias de Salud «Aragón ha hecho un esfuerzo muy especial en la inversión en hospitales y en salud», actuando «en decenas de centros de salud y en una red de casi veinte hospitales».

«En todos ellos hemos actuado, en algunos en profundidad como en este, en el Miguel Servet, el de Jaca o Barbastro», ha subrayado, para destacar también el «esfuerzo» realizado en los presupuestos de la Comunidad al incrementar la partida correspondiente a Salud y Consumo «más de un 65 por ciento», lo que ha permitido que Aragón «sea una de las Comunidades autónomas que más invierte por ciudadano atendido».

En este mismo sentido, ha apuntado que desde que la Comunidad asumió el sistema de Salud «tenemos 145.000 tarjetas sanitarias más», una «excelente noticia» por el aumento de población en Aragón, pero también «una exigencia» en los servicios, ya que con esta población «tenemos una provincia más».

En todo caso, la sanidad «es una prioridad» para el Ejecutivo autónomo, ha aseverado, al tiempo que ha manifestado que, por este motivo, se invierten «1.400 euros al año por tarjeta sanitaria».

Visita a las instalaciones

El presidente del Ejecutivo aragonés, Marcelino Iglesias, ha visitado este viernes 18 de marzo la nueva Unidad de Cuidados Intensivos, el bloque quirúrgico, la Unidad de Reanimación postoperatoria, y áreas de hospitalización, zonas que han formado parte de la última fase del proyecto y que quedan dotadas con la tecnología sanitaria más moderna.

Los trabajos en este centro se han llevado a cabo por fases lo que ha permitido no interrumpir su actividad asistencial en ningún momento y coordinar la derivación de algunos de sus servicios a otros centros de la ciudad, manteniendo el área de hospitalización siempre operativa.

Las obras, que comenzaron en 2006, han supuesto una reforma integral del bloque quirúrgico que reanuda su actividad con ocho quirófanos. Esta nueva área está dotada con una Unidad de Reanimación Post Anestésica con capacidad para 11 pacientes y una unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria con 12 puestos de readaptación al medio.

Otro pilar importante de la reforma ha sido la nueva Unidad de Cuidados Intensivos, un área que tras el proyecto permite iniciar su actividad con seis boxes y un local de procedimientos especiales, así como una Unidad de Control de Enfermería que permite la observación directa de todas sus camas. Todo ello en una superficie que supera los 500 metros cuadrados.

El proyecto de reforma integral además ha permitido ampliar el número de camas de hospitalización pasando de 120 antes de la reforma hasta las 230, a las que se suman otras 15 destinadas al área de Cirugía Mayor Ambulatoria. A todo ello se une la renovación del Hospital de Día, servicio que cuenta con un total de 25 puestos.

El servicio de urgencias ha sido otro de los puntos de intervención en este proyecto. ste reabre sus puertas con más espacio y con una dotación tecnológica de última generación.

Lo mismo ocurre con el área de rehabilitación y fisioterapia que se ubica en la última planta del edifico en una zona en la que se han centrado buena parte de los trabajos de restauración y donde se ha podido recuperar la antigua cubierta del ala sur del edificio y todas sus vigas. La inversión en este área además se han centrando en la adquisición de materiales y equipamientos de última generación mejorando la calidad de los procesos de rehabilitación.

Este histórico edificio en el centro de Zaragoza reanuda toda su actividad asistencial tras un proyecto que ha actuado sobre una superficie de más de 20.000 metros cuadrados.

Sector sanitario

Por otra parte, el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, ha recordado al Partido Popular (PP) que el Hospital Nuestra Señora de Gracia ya tiene un sector asignado «con el Royo Villanova» y ha lamentado que este partido esté «permanentemente criticando nuestro sistema de salud y su funcionamiento».

Para Iglesias, «la salud es un servicio fundamental, el que más aprecian los ciudadanos y estaría bien que el PP lo entendiera así y entendiera que no es bueno producir una sensación de que hay dificultades en nuestro sistema de salud», cuando «tenemos uno de los mejores servicios de salud de España». «Quienes desprecian el servicio de salud no hacen un buen servicio a los intereses generales del sistema», ha opinado.

A este respecto, la consejera de Salud, Luisa María Noeno, ha coincidido en rechazar el «interés desmesurado del PP por cambiar la sectorización de Zaragoza», al alegar que «ni es bueno ni es malo tener dos o tres sectores, sino que lo que da el éxito a la organización es la capacidad que tenemos para reforzar los servicios a una población determinada».

Así, ha apostado porque el Hospital Nuestra Señora de Gracia se mantenga «como ahora» y, si bien «no hacemos de cómo tiene que ser la sectorización un elemento nuclear» de la política sanitaria, «estamos abiertos a hacer cambios si son necesarios».

Etiquetas