Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

San José lanza una batería de propuestas para revitalizar el interior del barrio

Las asociaciones vecinales y la junta de distrito redoblan esfuerzos tras el fiasco de la orla este.

Recreación de cómo quedaría la calle de San Luis de Francia.
San José lanza una batería de propuestas para revitalizar el interior del barrio
J. A. LORENTE

Con los planes de la orla este paralizados -al menos, hasta después de las elecciones- los vecinos de San José no se resisten a dejar que el barrio languidezca. Ayer presentaron sus propuestas para remodelar lo que han dado en llamar 'la isla', «la parte más compactada que requiere una intervención preferente» y queda delimitada entre Cesáreo Alierta, Privilegio de la Unión, Caballero Cabaldós y la avenida de San José.

A sabiendas de que Zaragoza Vivienda cuenta con un millón de euros en ayudas para la revitalización de los barrios, y con una partida extra de 90.000, que incluyó CHA en la negociación presupuestaria, San José confía en crear nuevos espacios de convivencia y mejorar la habitabilidad del distrito sin alterar el PGOU.

Una de las novedades que plantean las asociaciones vecinales y la Junta de Distrito sería que la actual calle de San Luis de Francia se convierta en plaza «porque, en realidad, 'la isla' es un barrio dentro del barrio», afirma Isabel Aína, presidenta de la Asociación de Vecinos. «Comenzamos en 2008 presentando en el Ayuntamiento un escrito con las necesidades de la zona -continúa-, en el que proponíamos soluciones a los problemas de los espacios públicos del barrio». En 2009, unas jornadas de revitalización de San José con el Colegio de Arquitectos y Zaragoza Vivienda pusieron el germen del actual proyecto que aspira a «conservar la cohesión social y urbana», afirma Carmen Gallego, presidenta de la Junta de Distrito.

Entre otras iniciativas, para el problema de gran número de coches en las calles, el proyecto aboga por racionalizar y reordenar el tráfico en Monasterio de Samos y, además, por la creación de un parquin subterráneo en Cesáreo Alierta, si bien la idea de construirlo en la plaza de Reina Sofía hubo de desecharse hace poco por la falta de empresas interesadas en su gestión.

Las líneas claves de 'la isla' incluyen también incentivos para la rehabilitación de viviendas, así como la entrada en el mercado de alquiler de los pisos vacíos y 'detalles' que ayudarían a «ganar en calidad de vida a los vecinos»: instalación de ascensores, renovación de aceras, de alumbrado público, más arbolado... Intervenciones «austeras y razonables», que colaborarían al lavado de cara de calles como Martín Abanto, Antonio Maura, Luis Braille, General Ricardos o Santa Rosa, según el estudio realizado por el arquitecto José Antonio Lorente.

Isabel Aína insiste en que este proyecto es «multidisciplinar» y que se completa con «un apartado social para que no se quede solo en cuestiones de ladrillo e intervención urbanística». Se apuesta, también, por la continuidad de tiendas y establecimientos en un momento en el que muchos locales están echando el cierre -contaría con el asesoramiento de la Cámara de Comercio- e, igualmente, se trataría de fomentar el empleo porque «la escala de vecindario es una vía idónea para crear puestos de trabajo», como se demostró con las intervenciones derivadas del FEIL.

Etiquetas