Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

OPERACIÓN 'APACHE'

La banda que asaltaba camiones llevaba a Épila todo lo que robaba en España

Almacenaba en el municipio material audiovisual, instrumental médico, ropa y perfumes.

La Guardia Civil logró recuperar abundante material informático en la vivienda de Épila.
La banda que asaltaba camiones llevaba a Épila todo lo que robaba en España

La banda que asaltaba camiones en marcha, desarticulada la semana pasada, había hecho del municipio zaragozano de Épila su centro de operaciones. Allí trasladaba los botines obtenidos en los robos que perpetraba por toda España. Porque además de en las provincias de Zaragoza y Teruel, la organización había asaltado vehículos en carreteras de Valencia, Cuenca, La Rioja, Albacete, Alicante, Madrid, Córdoba, Jaén, Guadalajara y Soria.

Según informó ayer la Guardia Civil, la banda tenía alquilada una vivienda en el municipio zaragozano desde el pasado verano. Allí vivían la mayoría de los integrantes de la banda con su familias, todos ellos de nacionalidad rumana. En total fueron diez los detenidos: ocho en Épila y otros dos en Alzira (Valencia). En el registro de la vivienda zaragozana se hallaron cientos de objetos robados, perfectamente embalados y repartidos en cajas para transportarlos fuera del país.

La operación 'Apache' evitó que toda esta mercancía fuera llevada a Rumanía, donde se iba a comercializar de forma ilícita. Al parecer, la organización tenía previsto fletar un vehículo el mismo día que se practicaron los arrestos, que adelantó este periódico la semana pasada. En las cajas que tenían almacenadas, los agentes localizaron, sobre todo, material informático y audiovisual: tarjetas gráficas, placas base, discos duros, grabadoras de DVD, minitelevisores, cámaras fotográficas digitales, reproductores de música MP3 e Ipods. También recuperaron material oftalmológico, ropa, calzado y perfumes.

Ahora se han conocido nuevos detalles sobre la peculiar forma de actuar de la organización, a la que se han intervenido los cuatro vehículos de alta gama -dos de ellos equipados con techo solar- que utilizaban en los asaltos. Según fuentes de la Guardia Civil, solían actuar de noche, para evitar que los conductores de los camiones se percataran de que tenían un turismo detrás. Desde este, un miembro de la banda saltaba al trailer y abría el portón con una radial. Una vez dentro, seleccionaba la mercancía e informaba del contenido a sus compañeros, que la metían en el coche por el techo solar.

Etiquetas