Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Los sindicatos critican el «afán recaudatorio» del Ayuntamiento mediante multas de tráfico

CSI-CSIF lamenta que no haya fondos para otras necesidades y sí para los Multacar, mientras UGT señala que Jefatura presiona para incrementar los ingresos por denuncias policiales.

Controles de la Policía Local.
La reforma del Código Penal deja sin coche a más de una docena de conductores en solo tres días
ARáNZAZU NAVARRO

La presión sobre los agentes de la Policía Local por parte del Ayuntamiento para aumentar el número de multas de tráfico parece recrudecerse. Es al menos lo que denuncian los sindicatos policiales de Zaragoza. Según asegura UGT en su último boletín Informa, «todos los esfuerzos y niveles de excelencia en la Policía Local parecen vinculados al asunto recaudatorio».

El citado boletín, que suele mantener un tono elevado en sus críticas al Consistorio, plasma el malestar de parte del cuerpo de Policía por las supuestas directrices que reciben de sus mandos para incrementar la recaudación que llega a las arcas municipales por la vía de las multas.

Lamentan, por ejemplo, la inversión realizada en los Multacar, vehículos equipados con un sistema tecnológico que permite multar a los coches aparcados en doble fila sin que los agentes tengan que bajar de su vehículo. Cada Multacar ha costado 75.000 euros.

Desde el sindicato CSI-CSIF se muestran más prudentes, aunque recuerdan que «no hay fondos para otras necesidades y sí para los Multacar». Además, reconocen que la zona azul ha aumentado la recaudación en 2010, ya que antes apenas se tramitaban este tipo de denuncias, y ahora sí.

El sindicato policial señala que la situación económica del Ayuntamiento «no es la mejor», por lo que los ingresos por multas de tráfico «son bienvenidos» por las arcas municipales. A su vez, critican que las obras del tranvía obligan a cubrir demasiados puntos fijos para la regulación del tráfico de la zona, lo que debilita otras tareas.

Esta situación se une al malestar del Consistorio por la relajación de algunos agentes a la hora de sacar bolígrafo y libreta. Un arma que utilizan como protesta en el marco de las exigencias laborales que negocian con Jefatura.

Etiquetas