Despliega el menú
Zaragoza

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

REIVINDICACIÓN

Los centros de tiempo libre presentan 3.000 firmas contra el nuevo modelo de gestión

Hoy serán recibidos por responsables municipales para dialogar sobre los puntos más controvertidos.

Varias decenas de personas entregaron sus firmas en el registro.
Los centros de tiempo libre presentan 3.000 firmas contra el nuevo modelo de gestión
O. DUCH

«Imponer un modelo homogéneo no tiene sentido en los centros de tiempo libre, donde cada niño es un mundo, y sus intereses y demandas, totalmente diferentes dependiendo de los casos. Por eso, tendrían que escuchar nuestras reivindicaciones, antes de apostar por un sistema educativo en el que se trata a todos los chavales igual». Así de rotundo se mostró ayer Chema Royo, educador del Centro de Tiempo Libre (CTL) Gusantina, momentos antes de depositar ante el registro municipal más de 3.000 firmas de apoyo en protesta por el nuevo modelo de gestión que quieren «imponer» desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Junto a él, medio centenar de personas (monitores, padres y vecinos de los barrios de los CTL afectados) acudieron a primera hora de la mañana a la plaza del Pilar, portando pancartas reivindicativas en las que podía leerse 'La infancia no se corta. En ningún barrio'.

El acto de ayer es uno más dentro de la larga lista de movilizaciones que, desde hace un par de años, han puesto en marcha cinco centros de tiempo libre de la ciudad (Gusantina en La Magdalena, El Trébol en Torrero, Pandora en San José, Os Mesaches en el Actur y Adunare en Delicias) para que «el Ayuntamiento desista en su idea de contar con una red de centros de tiempo libre homogéneos, cortados por el mismo patrón, independientemente de los niños y el barrio en el que viven», matizó Guillermo Goldaraz, responsable de Gusantina.

Los convocantes del acto se mostraron satisfechos por el apoyo recibido de los padres y vecinos de los barrios donde estos centros desarrollan su labor educativa. «Estamos totalmente en contra de la política de tiempo libre del consistorio, porque está basada en los espacios cerrados y corta la interacción de los padres con los niños y sus monitores», señaló Ana López, usuaria del CTL de Gusantina donde acude con sus tres hijos de 5, 3 y un año.

Postura municipal

Ante las constantes reivindicaciones de los últimos días, la concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alcober, se ha mostrado dispuesta a reunirse con los afectados, pero ha advertido que esto no quiere decir que se vayan a paralizar los pliegos de condiciones puestos en marcha.

Por lo pronto, estos cinco CTL se reunirán hoy con el jefe del área de Servicios Públicos y Acción Social, Aurelio Abad, para poner en común aquellos aspectos con los que discrepan las dos partes.

Etiquetas