Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PUESTA EN MARCHA DEL TRANVÍA

El tranvía superará en al menos 5 km/h la velocidad media de los autobuses urbanos

Los convoyes circularán a 19 km/h, paradas incluidas, mientras que los buses no llegan a los 14 km/h en la ciudad.

Un panel con leds rojos informará en tiempo real de la llegada del tranvía
El tranvía superará en al menos 5 km/h la velocidad media de los autobuses urbanos

El tranvía superará en al menos 5 kilómetros por hora la velocidad media de las líneas de autobús que circulan por el casco urbano de Zaragoza. Los actuales vehículos de Tuzsa recorren las calles de la ciudad a un promedio de 13,9 kilómetros por hora, según concluye el informe de reordenación de líneas que encargó el Ayuntamiento a las empresas ETT y Trakteplan. Los convoyes, en cambio, deberán circular al menos a 19 kilómetros por hora, según el contrato firmado por la empresa que explotará la línea y el Ayuntamiento. Esta velocidad incluso podría ser mayor.

Con el tranvía se ganará en rapidez, a pesar de que en un convoy hay más gente que sube y que baja que en los autobuses, con el teórico incremento en el tiempo de parada. El ahorro se consigue principalmente gracias a la prioridad semafórica, que permitirá a este nuevo medio de transporte coger todos los semáforos en verde. Además, las distancia entre las paradas es algo mayor.

Si se hace una media de todas las líneas de autobús, la velocidad media es en realidad de 15,1 kilómetros por hora, pero en este cálculo se incluyen líneas que dan servicio a los barrios rurales. Estas tienen menos paradas intermedias y disfrutan de tramos largos por los que circulan a 50 kilómetros por hora (y hasta más), lo que sube considerablemente las medias. En las líneas con recorrido urbano, la media se queda en 13,9 km/h.

No es de extrañar que la línea más veloz sea la C4, que une la plaza de Las Canteras y Puerto Venecia -siempre según datos del estudio encargado por el Ayuntamiento-. Recorre 8,7 kilómetros que cubre en poco más de 20 minutos, a una media de 25,58 kilómetros por hora. Le sigue la C2, una lanzadera entre Parque Goya y el Actur de apenas 6 kilómetros que alcanza una velocidad media de 24,21 kilómetros por hora. Completa el 'podio' la 28, que hace el recorrido de paseo de Pamplona-Peñaflor a una media de 22,98 kilómetros por hora. Se trata de una línea muy larga (35 kilómetros) que tarda una hora y media en completar su trayecto.

El dudoso honor de ser la línea de autobuses de Zaragoza más lenta lo tiene la 29, según este estudio. Cierra su recorrido entre el Camino de Las Torres y San Gregorio a 9,18 kilómetros por hora de media. 15,9 kilómetros, en más de hora y media. La 21, entre el paseo de Longares y el Oliver, es ligeramente más rápida (o ligeramente menos lenta), ya que se queda en 10,47 kilómetros por hora de velocidad media. En el 'pelotón' de las más lentas, con 11 kilómetros por hora, se encuentran la 24 (Las Fuentes-Valdefierro), la 30 (Las Fuentes-Casablanca), la 33 (Pinares de Venecia-Las Delicias), la 35 (Parque Goya-plaza del Emperador Carlos V), la 38 (carretera de Castellón-escuela Pignatelli) y la 40 (San José-Vía Hispanidad).

La 23, la línea 'estrella'

El informe elaborado por ETT y Trakteplan también recopila los usuarios que tuvo cada una de las líneas en 2009. La que más aceptación tuvo fue la 23, con 29.402 personas. Esta línea, con los datos recogidos recientemente por Tuzsa sobre 2010, mantuvo su hegemonía también el año pasado. En 2009 superaron los 22.000 usuarios diarios cinco líneas más, además de la 23: la 24, la 30, la 33, la 40 y la 42.

La más deficitaria fue ese año la 48 (paseo de Pamplona-parque del Agua), con solo 224 usuarios al día -recientemente, el Ayuntamiento decidió ponerla en servicio solo los días de rastro-. Le siguieron la C5 (fuente de La Junquera-Manuel Lasala), con 266 viajeros al día; la 27 (puerta del Carmen-Parque Deportivo Ebro, con 595 personas diarias; y la C1 (plaza de Las Canteras-Cementerio), con 892 usuarios al día.

El citado estudio se realizó para analizar las líneas de cara a su reestructuración, unos cambios que entrarán en vigor en abril y que afectarán, fundamentalmente, a los autobuses que se solapan con el eje del tranvía.

Complete la información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas