Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SERVICIO BIZI

Las personas en la lista de espera de Bizi que no estén empadronadas perderán prioridad

Respetando el orden de espera actual, se podrán abonar primero los vecinos de Zaragoza que tengan la tarjeta ciudadanaEsta medida no afecta a los que ya están suscritos al servicio de alquiler de bicicletas.

Las personas que estén en la lista de espera del servicio Bizi y que no estén empadronadas en Zaragoza perderán la prioridad que tienen actualmente, a no ser que se inscriban como vecinos de la ciudad. La ampliación de usuarios del alquiler de bicicletas permitirá que 10.000 personas más puedan abonarse -la lista de espera actual es de casi 20.000-. Sin embargo, los primeros en hacerlo serán, por orden de lista de espera, los que tengan la tarjeta ciudadana, y para acceder a ella hay que estar empadronado en la capital aragonesa.

Con esta decisión, el Ayuntamiento persigue un doble objetivo: controlar que los servicios públicos de Zaragoza los disfrutan preferentemente los vecinos de la capital aragonesa y, de paso, impulsar la tarjeta ciudadana, a la que le ha costado arrancar. El vicealcalde, Fernando Gimeno, advirtió de que «en el futuro los ciudadanos que no estén censados pagarán más caros los servicios públicos» que presta el Consistorio.

Esta medida se extenderá, por tanto, a otros servicios subvencionados por el Ayuntamiento y a los que se puede acceder a través de la tarjeta ciudadana, como las piscinas municipales o el autobús urbano, aunque sin plazos. Para ello, el Gobierno aprobó ayer la universalización de la tarjeta ciudadana.

El requisito de tener este servicio es una de las principales novedades presentadas ayer en la nueva ampliación de Bizi, que contará en mayo con 30 nuevas estaciones, distribuidas principalmente por el eje del tranvía, por el entorno de Vía Hispanidad y por el barrio de Las Delicias. Los terminales comenzarán a instalarse en marzo y, progresivamente, se irán incorporando hasta 300 nuevas bicicletas, por lo que Zaragoza contará con 1.300.

La nueva expansión de Bizi se realiza gracias a un nuevo acuerdo del Consistorio con Clear Channel, la empresa que lo explota a cambio, principalmente, de espacios publicitarios en la ciudad. Esta fase de ampliación tendrá un coste de 900.000 euros, más un mantenimiento anual de 320.000. En total, el coste del servicio es de 4,4 millones de euros que corren de cuenta de Clear Channel, aunque gracias a espacios que cede el Ayuntamiento.

Para poder dar servicio a las nuevas zonas, se van a comprar dos nuevos vehículos para llevar bicicletas de una estación a otra y, además, se van contratar a seis nuevos trabajadores.

Con esta nueva ampliación, las zonas que quedan ahora más desatendidas son los barrios del este -Las Fuentes, San José, Torrero y La Paz-, así como los más alejados de la ciudad por el sur y el oeste -Casablanca, Valdespartera, Valdefierro, Oliver, Miralbueno...-. El criterio que se ha tenido en cuenta a la hora de la expansión ha sido cubrir puntos de la ciudad de forma mallada, es decir, sin dejar estaciones aisladas. Se procura que no haya más de 300 metros entre una estación y otra.

Etiquetas