Despliega el menú
Zaragoza

CAMPO DE DAROCA

Detenidas cuatro personas por robar 340 metros de raíl de la vieja línea de Caminreal

Habían cortado las vías con un soplete para cargar después el acero en varias furgonetas.

Cortaban los raíles por tramos para cargarlos en la furgoneta.
Detenidas cuatro personas por robar 340 metros de raíl de la vieja línea de Caminreal

Los ladrones de cobre y acero se atreven ya con casi cualquier cosa. Y lo demostraron el pasado martes, cuando intentaron llevarse casi 14 toneladas de raíl de la vieja línea férrea de Caminreal. Ayudados por un soplete, lograron desmontar 340 metros de vías en Daroca. Según informó ayer la Guardia Civil, llegaron a cargar el material y un buen número de traviesas en dos furgonetas. Sin embargo, no consiguieron hacerse con el botín, porque fueron sorprendidos in fraganti. Los cuatro detenidos, todos ellos de nacionalidad rumana, declararon ayer ante el juez de guardia, quien decretó libertad provisional con cargos como presuntos autores de un delito de hurto.

Los hechos se produjeron el día 15 por la mañana, a la altura del kilómetro 1,800 del conocido como ferrocarril central de Aragón (Sagunto-Santander). La línea se cerró a comienzos de 1985, y desde entonces ha permanecido en desuso. Aunque se llegó a encargar un estudio de viabilidad para reabrir un tramo de cerca de 70 kilómetros, nunca se han conocido sus conclusiones ni se ha anunciado ninguna medida.

Las ladrones se aprovecharon de esta circunstancia para perpetrar el golpe. Según fuentes de la investigación, habían controlado incluso los movimientos y la ubicación de la patrullas de la Guardia Civil, porque sabían que había un dispositivo especial para evitar este tipo de robos. Sin embargo, los agentes se percataron de su presencia y establecieron contramarchas y vigilancias específicas.

Como resultado de este trabajo, las patrullas consiguieron sorprender a los delincuentes con las manos en la masa. Al ver a los agentes, los cuatro hombres -de edades comprendidas entre los 32 y los 58 años y domiciliados en la capital aragonesa- emprendieron la huida a pie y campo a través. Aprovechándose de la escasa luz y de las dificultades del terreno, consiguieron despistar en un primer momento a las patrullas. Pero sus esfuerzos resultaron baldíos, porque todos ellos fueron después localizados y arrestados en los alrededores de Daroca.

Según informó la Guardia Civil, la banda actuaba de forma coordinada y cada miembro tenía una función muy definida. Uno de ellos medía los raíles y decía donde había que hacer el corte, del que se encargaba después otro integrante del grupo. Los otros dos cargaban los tramos en las furgonetas. En estos vehículos, se encontró también el soplete, una botella de acetileno y una llave adaptada para forzar los pernos de sujeción de los raíles.

Etiquetas