Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CONSEJO DE GOBIERNO DE ZARAGOZA

Adiós a la telecabina de la Expo

La telecabina que cruza el Ebro será retirada cuando Aramón lo considere oportuno, según han acordado el Ayuntamiento de Zaragoza y la empresa.

El Gobierno de Zaragoza y Aramón-Telenieve han acordado suspender la explotación del telecabina, que cruza por encima del Ebro a la altura de la Expo, y que no tendrá coste para la empresa. Con este acuerdo, la empresa podrá trasladar las instalaciones del telecabina en el momento que lo considere oportuno.

El contrato establecido con la empresa del telecabina señalaba que si tras dos años el servicio era deficitario, podían trasladar la instalación sin derecho a indemnización. El Ayuntamiento, en las circunstancias económicas actuales y ante el déficit acumulado, «no puede respaldar a la empresa para mantener el servicio y, por tanto, autoriza el final y el traslado de la actividad», ha señalado el vicealcalde, Fernando Gimeno.

En rueda de prensa, Gimeno ha aclarado que Aramón puede decidir el fin de la explotación de este servicio y la retirada del telecabina, «pero no de forma inmediata, sino cuando a la empresa le venga mejor».

Su impresión es que a Aramón «no creo que les interese desinstalar el telecabina y tras este acuerdo lo hará cuando más le convenga para sus intereses y ha añadido que la decisión "compete exclusivamente a Aramón y la puede ejecutar cuando quiera».

Gimeno ha aclarado que si se hubiera rescindido el contrato por parte del Ayuntamiento «no habría otra opción que retirar el telecabina, pero con este acuerdo se pueden estudiar todas las posibilidades». Antes de concluir, Gimeno ha explicado que el acuerdo del Gobierno de Zaragoza «es la suspensión de la aplicación de la cláusula del contrato relativa a la retirada del telecabina».

Canal de aguas bravas

Por otro lado, el Gobierno de Zaragoza considera que concurren suficientes razones de interés municipal para iniciar la modificación del contrato de Explotación del Canal de Aguas Bravas e iniciar su tramitación. El motivo es que el administrador concursal de la empresa que presta el servicio, Murillo Rafting S.A., asegura que la forma para salvar el negocio sería marcar condiciones más favorables para la explotación.

El Ayuntamiento pedirá a Murillo Rafting que preste, de forma gratuita, actividades para grupos de escolares, deportistas federados en deportes náuticos o personas de la tercera edad, para recibir servicios extra a cambio de modificar las condiciones del contrato.

Etiquetas