Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUCESOS

Detenido por vender a una chatarrería material de obra de una empresa de Ejea

Señales, vallas y planchas de encofrado -por valor de unos 150.000 euros- eran vendidas después a una empresa de Pamplona.

Imagen facilitada por la Guardia Civil de parte del material sustraído.
Detenido por vender a una chatarrería material de obra de una empresa de Ejea

La Guardia Civil detuvo el pasado lunes a una persona como presunta autora de un delito de robo al sustraer material de obras públicas en una empresa de Ejea de los Caballeros, según informó ayer la dirección de la Policía y la Guardia Civil.

Los hechos se remontan al pasado 12 de enero, cuando se presentó una denuncia en dependencias de atención al ciudadano de la Guardia Civil en Ejea, por la sustracción de gran cantidad de piezas de maquinaria y material para obras públicas y construcción (cazos de grandes dimensiones, planchas de encofrado, señales de obra, vallas metálicas) en las instalaciones de una empresa sita en dicha ciudad, tras romper el candado de la puerta de la valla perimetral, valorados en unos 150.000 euros.

Equipos especializados en la investigación de delitos contra el patrimonio de la Guardia Civil de Zaragoza llevaron a cabo las gestiones para el esclarecimiento de los hechos, que dieron como resultado la detención el lunes de L. C. P., de 31 años, de nacionalidad española, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas.

Según los datos obtenidos, el detenido estableció, personalmente o a través de un intermediario, contacto con uno de los propietarios de una empresa dedicada al tratamiento de la chatarra en Pamplona para venderle gran cantidad de material, haciéndose pasar por propietario del mismo.

Previamente, podría haber roto el candado de la puerta de la valla perimetral de acceso a las instalaciones de la empresa en Ejea de los Caballeros y colocar uno propio. Todo ello, valiéndose de que entre los días 29 de diciembre de 2010 y el día 10 de enero de 2011, la empresa permaneció cerrada y sin actividad por periodo vacacional.

La empresa navarra, de tratamiento de chatarra, sin sospechar nada anómalo, se desplazó con sus camiones en cuatro ocasiones entre las fechas reseñadas hasta las instalaciones de Ejea, llevándose gran cantidad de piezas de maquinaria y material de obra, con un peso aproximado de 63.000 kilos y un valor de unos 150.000 euros, por el que había pagado hasta el momento unos 13.000 euros. En un momento determinado, dudó de la veracidad de la venta y paralizó la fundición del material adquirido.

Etiquetas