Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE URBANO

La bici, el mejor modo de atravesar Gran Vía

Heraldo.es ha recorrido los dos kilómetros que separan la plaza de Paraíso del hospital Miguel Servet a pie, en bicicleta, autobús y taxi para saber cuál es el mejor transporte a la hora de sortear las obras del tranvía.

Un autobús pasado junto a los raíles del tranvía en Gran Vía
El mejor modo de atravesar Gran Vía
JOSÉ MIGUEL MARCO

Entre el hospital Miguel Servet y la plaza de Paraíso hay apenas dos kilometros, pero estos días la distancia parece más larga debido a las incomodidades provocadas por las obras del tranvía. ¿Cuál es la mejor forma de hacer el recorrido? Heraldo.es lo ha hecho andando, en autobús, taxi y bicileta.

Bicicleta: 9 minutos. 0 euros.

El tránsito desde el comienzo de Gran Vía hasta el Hospital Miguel Servet de Zaragoza parece haber sido diseñado por un amante de las dos ruedas… sin motor. Una vez que quede inaugurada la línea 1 del tranvía, y se despeje la zona de obras, el trayecto podrá realizarse con normalidad en apenas 7 minutos montado en bicicleta, disfrutando de la arquitectura de la avenida, y de sus lisas baldosas.

Hasta entonces toca lidiar con determinados obstáculos, como los trabajos del cruce con la avenida de Goya, o los de acondicionamiento de la plaza de San Francisco, que obligan al ciclista a tomar las aceras lateras. Esto no solo supone un retraso de tiempo, si no también de comodidad, ya que su anchura es limitada, y el flujo de peatones, constante. Con todo ello, la ruta, hoy en día, se alarga hasta los 9 minutos y medio.

Un apunte más. El cambio de sentido que realiza el tranvía por encima del bulevar de Gran Vía obliga a prestar la máxima atención a ciclistas y peatones que pasen por ese punto concreto, aunque sea una vez cada diez minutos. Además, no hay parada de Bizi Zaragoza en el entorno del Hospital. La última está en la plaza de San Francisco.

Andando: 21 minutos. 0 euros.

En un buen día, caminar es una de las mejores opciones para cruzar Gran Vía. A pesar de tardar en promedio 21 minutos desde el hospital Miguel Servet hasta plaza de Paraíso, un peatón puede reducir el tiempo si tiene suerte con los pasos de cebras. Hay un total de 18, de los cuales 15 cuentan con un semáforo para viandantes. Cada uno de ellos pueden llegar retrasar el paso de la persona entre 30 segundos y un minuto si están en rojo.

Dado el tipo de tráfico que hay en esa calle (pesado, pero lento), solo cuatro o cinco de esos semáforos parecen imprescindibles. De todas formas, la mayor incomodad para los caminantes son las obras a la altura de la avenida de Goya.

Autobús: 17 minutos. 1,05 euros.

El transporte público preferido por los ciudadanos hasta la fecha tiene la batalla perdida a su paso por Gran Vía y Fernando el Católico. Cierto que la reestructuración de líneas que se pondrá en marcha con la inauguración del tranvía aliviará en parte el problema, pero lo cierto es que hoy en día, recorrer estas avenidas en autobús urbano es, cuando menos, costoso.

La prueba realizada por Heraldo.es confirma que desde el Hospital Miguel Servet hasta la plaza de Paraíso se invierten 17 minutos, aunque depende del momento del día. El primer escollo surge en el cuello de botella que se genera en el paso de dos a un solo carril en el arranque de Fernando el Católico, bajando desde el centro hospitalario.

Un embudo que no se abandona en todo el trayecto. Las paradas obligatorias, además, se unen al cruce con la avenida de Goya, un auténtico tapón que deja encerrados a autobuses y turismos hasta la misma salida de Gran Vía, donde la regulación del tráfico de la plaza de Paraíso, Sagasta y Constitución marcan el tiempo de espera.

Taxi: 17 minutos. 7,20 euros.

En hora punta el recorrido en Taxi es lento y frustrante, para el conductor y el pasajero, que puede llegar a pagar hasta 7,20 euros por el trayecto, dependiendo de su suerte. No solo hay que lidiar con más de una decena de semáforos, sino también con peatones y ciclistas que en muchas ocasiones cruzan la calle sin respetar los pasos de cebra.

Los propios taxistas lo admiten –“Esto no es la gran vía, sino la mini vía”, dice uno- y recomiendan utilizar otra ruta: subir por Sagasta, luego Gascón de Gotor hasta alcanzar Fernando el Católico para llegar al Miguel Servet. Una meta que a través de Gran Vía cuesta unos 17 minutos, aunque puede llegar a 20 si el vehículo se topa con autobuses escolares, muy abundantes a ciertas horas del día (y a los que no hay manera de sobrepasar hasta llegar a plaza de San Francisco). Además, según han contado varios taxistas a Heraldo.es, casi a diario hay pequeñas retenciones ocasionadas por controles policiales.

Etiquetas