Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

JUSTICIA

Acepta dos años de cárcel por disparar sobre un hombre y herirle en una muñeca

El acusado discutió con la víctima en un bar de Torrero en diciembre de 2009 y la disputa acabó a puñetazos y con un tiro.

Un joven se conformó ayer con dos años de prisión por disparar contra un hombre al que hirió en una muñeca con un arma de fuego. El representante del ministerio fiscal le pedía cuatro años de cárcel por un delito de lesiones y una indemnización de 3.580 euros que el acusado, Miguel Ángel H. A., aceptó también pagar. Además, acusaba a Emilio C. M. que resultó herido de bala, de una falta de lesiones por dos puñetazos que recibió en la cara y una contusión en la cabeza.

Los hechos juzgados ayer en el Penal número 7 se produjeron el 30 de diciembre de 2009. Sobre las 18.00 de ese día, ambos se encontraban en un bar de la calle de Oviedo, en el barrio de Torrero, y como ya existía una cierta enemistad entre ambos comenzaron a discutir. La disputa siguió fuera del establecimiento y se quedó en un intercambio de palabras. Sin embargo, media hora más tarde, Miguel Ángel H. y Emilio C. se volvieron a encontrar en un pasaje cercano y se enzarzaron en una pelea a golpes.

En un momento dado, Miguel Ángel H. sacó una pistola, supuestamente en buen uso, con la que efectuó un disparo que alcanzó a Emilio C. en la muñeca derecha, zona en la que le quedó el proyectil incrustado.

En enfrentamiento terminó ahí y Emilio C. fue asistido en el Hospital Miguel Servet donde le extrajeron la bala y le suturaron la herida. Como secuela le quedó una cicatriz de un centímetro y medio. El acusado también tuvo que recibir asistencia médica ya que sufrió una contusión en la región periorbitaria, con hematomas en ambos párpados, una hemorragia en el ojo izquierdo y una contusión en el cuero cabelludo. El primero de ellos tardó en curar 44 días y el segundo 15.

La Policía nunca encontró el arma utilizada en la agresión. Los agentes tan solo hallaron en casa del acusado un muelle y un trozo de pistola pero los técnicos explicaron en su informe que pertenecía a un arma de fuego pero que no podían asegurar solo con ese elemento que fuera la que se había empleado en estos hechos.

El abogado de Miguel Ángel H., Javier Notivoli, negoció un acuerdo con el fiscal que dejó en dos años la condena para su cliente, que no tiene antecedentes, y, de esta forma, eludirá su entrada en prisión. De hecho, salió del juzgado con la suspensión de la pena firmada.

Etiquetas