Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SEGURIDAD VIAL

Un informe de Mutua Motera dice que el uso de 'bluetooth' en el casco mejora la seguridad

Un juez zaragozano ha sido el primero en anular una denuncia por utilizar este dispositivo, pero la Policía Local sigue sancionándolo.

La decisión del titular del Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Zaragoza de anular la denuncia impuesta a un motorista por llevar un casco con sistema 'bluetooth' sigue provocando reacciones. La Asociación Mutua Motera (AMM) ha aprovechado la publicación de esta sentencia para recordar que estos dispositivos -que permiten hablar por teléfono y radio-, lejos de disminuir la seguridad vial suponen un «claro beneficio» para la misma. El colectivo aplaude el fallo del juez, pero reconoce que la normativa actual permite a la Guardia Civil de Tráfico y a las Policías Locales seguir multando.

El departamento de investigación de AMM acaba de publicar un informe en el que pone de manifiesto que el viento afecta mucho más a la capacidad auditiva de los motoristas que los propios intercomunicadores o sistemas de telefonía móvil. «A velocidades legales -concluye-, el impacto del aire sobre el casco durante la circulación genera una contaminación acústica tal, que inutiliza u obstaculiza la percepción auditiva del conductor». Tanto es así, que el motorista tiene gran dificultad para escuchar sonidos como el de una sirena, un claxon o un frenazo. «Todos ellos de especial relevancia para la conducción», recuerdan.

Para este colectivo motero, la seguridad vial se ve mucho más afectada por la pérdida de atención a la conducción que por la incorporación de altavoces a la estructura interna del casco. Por ello, AMM se muestra a favor del uso del 'bluetooth', siempre que este se pueda accionar desde el manillar o mediante la voz. De hecho, según su departamento de investigación, «con las manos en el manillar de la motocicleta se pueden ejecutar acciones con total seguridad, como admitir una llamada de teléfono».

Entre los efectos positivos de este tipo de sistemas, AMM destaca la posibilidad de circular ayudados por un GPS. «Facilita la orientación del motorista, reduce las paradas de riesgo, evita tener que disminuir la velocidad en caso de desorientación y los cambios bruscos de dirección», indican. Estos intercomunicadores también permiten al conductor mantener una conversación con el pasajero o 'paquete', «por lo que pueden servir para comunicar posibles incidencias en la vía». Por último, la asociación destaca la utilidad del 'bluetooth' a la hora de circular en grupo.

Sin contacto directo con el oído

A la hora de dejar sin efecto la denuncia formulada por la Policía Local de Zaragoza a un motorista que llevaba un casco con 'bluetooth', el juez ha tenido en cuenta el hecho de que los altavoces no estén en contacto directo con el oído del motorista, ya que están instalados en los laterales del citado casco. «Al no ir pegados al oído, nos encontramos más bien ante un altavoz, que puede tener un efecto delimitador de la percepción del ruido externo, que se suma al que de por sí produce el casco, pero el mismo en realidad es similar al de un altavoz dentro de un coche, el cual no está prohibido», dice el magistrado. A modo de ejemplo, el juez recuerda que en un turismo bien insonorizado y con un aparato de música potente «prácticamente no se oye el exterior si se lleva cierto volumen».

Etiquetas