Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRÁFICO

Decenas de multas por la prohibición de girar a la izquierda en el eje del tranvía

Las nuevas señales solo permiten cambiar de sentido en Paraíso y Emperador Carlos V.

La Policía Local se empleó a fondo ayer por la mañana.
Decenas de multas por la prohibición de girar a la izquierda en el eje del tranvía
ESTHER CASAS

"El primer día nos dedicamos a advertir, pero el segundo ya nos dijeron que teníamos que empezar a denunciar y 'pasar lista", comentaba ayer un agente de la Policía Local a la altura de la calle de Marcial. El giro a la izquierda ha quedado prohibido a lo largo de todo el eje de Gran Vía y Fernando el Católico, pero 'la costumbre' hace que muchos conductores ignoren las nuevas señales y que la Policía se esté empleando a fondo poniendo multas.

Ayer por la mañana, en apenas un par de horas, en el cruce de Tomás Bretón se multó a una veintena de conductores, aunque a última hora de la jornada fue imposible obtener el dato total de denuncias porque "las infracciones de tráfico se sistematizan de forma generalizada y se clasifican según su gravedad pero no en función de los viales en los que se cometen", informaron fuentes oficiales.

El caso es que, a diferencia de hace 16 meses, los giros acostumbrados en la calle de Marcial, Bretón, Corona de Aragón, San Juan de la Cruz y un largo etcétera están prohibidos. En contados casos (apenas en Luis Vives) se pueden pisar la vía para girar por lo que el 'tradicional' viraje a la izquierda ha de transformarse en tres giros a la derecha, bordeando una manzana completa del interior de los barrios. El hecho de que los pasos de peatones se realicen también por los bulevares centrales complican y evidenciará aún más estas nuevas infracciones.

En la plaza de San Francisco tampoco se puede hacer el cambio de sentido, dado que solo se permite girar a los vehículos que van a los garajes (se augura alguna que otra 'pirula' junto a la estatua del rey Fernando) y a los vehículos de emergencias. En la plaza de Emperador Carlos, por fin, sí se puede cambiar de sentido aunque tampoco de forma directa sino bordeando el área que en la actualidad es escenario de las obras del intercambiador de autobuses.

Durante toda la jornada de ayer numerosos coches de la Policía Local recorrieron arriba y abajo el eje del tranvía intentando con su presencia disuadir a los posibles infractores que, en su gran mayoría, cubrían sus antiguos itinerarios desconociendo la nueva norma. Más de una decena de señales indican la prohibición de girar a la izquierda en los diferentes tramos, si bien son más numerosas las indicaciones que obligan a continuar recto en todos los cruces. La confusión inicial con los nuevos 'usos y costumbres' a lo largo del trazado del tranvía no solo afecta a los conductores de turismos, porque ayer no pocos taxistas fueron advertidos de que no pueden detenerse para dejar o coger clientes en el único carril que ha quedado para la circulación, sino que han de aprovechar los semáforos en rojo para tales fines.

Motoristas, ciclistas y peatones, haciendo caso omiso al lema 'Para, mira, pasa', también se han habituado a invadir la plataforma tranviaria, en un vicio que tiene sus días contados porque a partir de la semana que viene los convoyes circularán en pruebas por todo el trazado. Cuando los Urbos alcancen la plaza de Paraíso, otro 'punto conflictivo' serán las vías que cruzan por mitad del andador central, a la altura de la calle de Royo, que sirven para que el tranvía dé la vuelta.

Todo se complicará aún más a partir del próximo lunes cuando los trabajos de Adif en la estación de Cercanías de Goya cierren a la circulación la calle de Cortes de Aragón y haya que buscar nuevos itinerarios alternativos. Entonces, las líneas 35 y 53 circularán en ese tramo por la calle Carmen para recuperar, en Hernán Cortes, su recorrido habitual.

Etiquetas