Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE PÚBLICO

El Ayuntamiento recortará el servicio de autobús tras una caída en 2010 de dos millones de usuarios

El Consistorio anunciará hoy las líneas que se verán afectadas por un tijeretazo que también provocará ajustes en la limpieza.

 El Ayuntamiento de Zaragoza presentará hoy los ajustes en los servicios públicos que van a provocar la entrada en servicio del tranvía y el recorte presupuestario previsto para este año. Tanto el servicio de autobuses como la limpieza pública se verán afectadas, aunque hasta hoy no se sabrá en qué medida. Habrá líneas de bus que se recorten y no se descarta que algunas puedan desaparecer, sobre todo las que se solapen con el trazado del tranvía, que entrará en funcionamiento en abril.

La concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, explicó ayer en declaraciones a la Ser que "no tendría sentido que discurrieran líneas de autobús paralelas al servicio que ya va a dar el tranvía". Dueso también adelantó que se potenciarán las líneas que discurren en el interior de los barrios y que se facilitará la conexión de cada distrito con el trazado tranviario. Puso de ejemplo el caso de Casablanca, donde los vecinos llevan tiempo reclamando una parada de tranvía más cercana al centro neurálgico del barrio, que sitúan en la calle de Embarcadero.

La reordenación del servicio coincide con la bajada de usuarios que ha tenido el autobús urbano en 2010 con respecto al año anterior, que ha sido de más de dos millones de usuarios. La crisis económica es uno de los principales motivos que maneja el Consistorio como explicación a esta caída: hay menos gente que se desplaza a sus centros de trabajo o a los lugares de ocio. Además, las obras no han ayudado, y muchos usuarios han optado por hacer algunos desplazamientos a pie o con el servicio Bizi.

La línea que más usuarios tuvo el año pasado fue la 23 (más de 9 millones), seguida de la 24 (8,2). Por encima de los seis millones de viajes estuvieron la 42, 40, 32 y 30. Esta disminución de los usuarios vino acompañada de un leve aumento en el número de kilómetros realizados por las líneas, debido fundamentalmente por los desvíos de las obras. De 21,8 millones de kilómetros se pasó a 21,9.

Baja la recogida de basura

Otra manifestación de la crisis se refleja en la recogida de basura en los domicilios, que cae por segundo año consecutivo. La bajada de los residuos sólidos urbanos fue en 2010 del 2,1% con respecto al 2009, pero ya suma casi un 10% en los dos últimos años.

La recogida de papel descendió el año pasado un 3%, mientras que la caída de los envases de plástico fue del 1,2%. El vidrio fue el único que subió un 0,8%.

El servicio de recogida y limpieza viaria también se verá afectado por los recortes. El Ayuntamiento explicará hoy cómo repercutirá la caída de 11 millones de euros en la dotación presupuestaria para estos trabajos. Podrían reducirse la frecuencia en la limpieza de algunas zonas y también es posible que se suprima la recogida en algunos días festivos.

Etiquetas