Zaragoza

VANDALISMO EN ZARAGOZA

El incendio de tres contenedores en Las Fuentes afecta a las tres primeras plantas de un edificio

Las llamas, muy próximas a la fachada del número 4 de la calle Cardenal Cisneros, alcanzaron gran altura y afectaron a persianas y ventanas del edificio. Algunos vecinos bajaron a la calle asustados.

Una mujer señala la fachada ennegrecida de su casa por el fuego
El incendio de tres contenedores en Las Fuentes afecta a las tres primeras plantas de un edificio
JAVIER CEBOLLADA. EFE

El incendio registrado en tres contenedores en una calle del barrio de Las Fuentes, en Zaragoza, ha afectado a las persianas y a los cristales de las ventanas de un edificio, dado la altura que adquirieron las llamas que causaron alarma entre algunos de sus vecinos.

El fuego, que comenzó sobre las 5.20, se encontraba muy próximo a la fachada del número 4 de la calle Cardenal Cisneros, por lo que afectó hasta la tercera planta del edificio, han informado fuentes de los Bomberos de Zaragoza.

Aunque no ha causado daños personales, algunos de los vecinos de la vivienda bajaron a la calle asustados por la "escándalosa" dimensión que adquirieron las llamas, han agregado las mismas fuentes.

En el lugar del fuego, que ha quemado ventanas y ha reventado cristales, los bomberos estuvieron trabajando alrededor de una hora para su total extinción. Se desconocen las causas del incendio que no ha causado daños personales.

Un problema en aumento

La quema de contenedores es un problema de vandalismo que se repite cada vez con más frecuencia en Zaragoza. Solo el pasado fin de semana ardieron ocho depósitos de basura y resultaron dañados cuatro vehículos y dos fachadas de viviendas en distintos barrios: Las Fuentes, Delicias, Torrero y Garrapinillos.

En todo 2010, los vándalos pegaron fuego a 385 contenedores, 45 más que en 2009. Estas cifras suponen un incremento de 13% solo en un año. Reponer estos tanques le ha costado al Ayuntamiento 270.000 euros (unos 700 euros cada unidad), según datos de Servicios Públicos del Ayuntamiento.

Estos sucesos se repiten en distintos barrios de la ciudad y, sobre todo, en fin de semana. La Policía no cree que se trate de una banda organizada de pirómanos, sino de gamberros que no son conscientes de las consecuencias de estos actos.

Quemar contenedores es un delito penal, pero es difícil detener a los delincuentes. Policía Nacional y Policía Local colaboran en este tema. El año pasado, entre ambos cuerpos policiales detuvieron en Zaragoza a ocho personas: seis jóvenes de entre 18 y 21 años, y dos hombres de 49 y 51 años.

Etiquetas