Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

OBRAS DEL TRANVÍA

Comienzan las obras del intercambiador de la plaza del Emperador Carlos V en Zaragoza

Se construirán siete dársenas que facilitarán el trasbordo de buses al tranvía. Los vecinos advierten de que es una zona saturada de tráfico.

La constructora se ha comprometido a respetar los cipreses, al fondo, de la plaza.
Comienzan las obras del intercambiador de la plaza del Emperador Carlos V en Zaragoza
CARLOS MONCíN

La treintena de plazas de aparcamiento gratuito de la plaza del Emperador Carlos V, que acostumbraban a utilizar trabajadores de la Cámara de Comercio o usuarios del parque Grande, son desde hoy historia. Esta mañana comienzan las obras de contrucción de un intercambiador que, con siete dársenas, facilitará las conexiones entre los autobuses (urbanos e interurbanos) con el tranvía que entrará en funcionamiento en abril. De hecho, los trabajos -que tiene un plazo de ejecución aproximado de tres meses- corren a cargo de la misma UTE constructora del tranvía. El intercambiador tendrá unas características similares al ya construido en el Actur, frente a la calle de Mariana Pineda, aunque dará servicio al corredor sur, esto es, a quienes accedan a Zaragoza a través de la carretera de Valencia y de Vía Ibérica.

Fuentes municipales señalaron ayer que estas obras no conllevarán cortes de tráfico y que tampoco supondrán grandes afecciones a los vecinos más allá de la desparición de las plazas de aparcamiento. Incluso, aseguraron que con las obras y el futuro intercambiadro no se generará más ruido -dado que los autobuses no pararán en los portales bajo las viviendas sino en la plaza- y que tampoco acarreará contaminación medioambiental porque el Consistorio se ha comprometido a respetar el arbolado de la plaza.

Zona especialmente sensible

Aurelio Acero, de la asociación de vecinos de la plaza Emperador Carlos, comentaba ayer que echaba de menos información municipal sobre las obras que hoy comienzan y que ni siquiera sabía si el proyecto del intercambiador era el que se presentó en origen o si había recogido sus reclamaciones. Para los residentes de la zona, que temen problemas de movilidad y ruidos, tendría más sentido situar el intercambiador en Valdespartera, donde "hay áreas infrautilizadas, ya puede cogerse el tranvía y se integraría mejor la llegada de los vecinos de Cuarte o Cadrete".

Acero considera, además, que la plaza va a estar "saturada de tráfico y que es un eje en el que garantizar la fluidez es importante dado que hay dos hospitales y un parque de bomberos". Los asociación vecinal, que tiene previsto reunirse mañana para decidir si realizan nuevas concentraciones, recuerda también que Arzobispo Apaolaza -dos socavones mediante- lleva meses soportando mucho tráfico pesado para el que no está preparada.

El área de Movilidad del Ayuntamiento informó ayer de que los trabajos se iniciarán en la isleta más alejada del eje del tranvía, donde se rebajarán los pasos peatonales junto a la fuente recientemente restaurada, para ir avanzando progresivamente. Igualmente, fuentes municipales explicaron que no se trata de una intervención complicada (apenas crear espacios -no estructuras- cómodos y protegidos para la espera del autobús) y aprovecharon para recordar que el transbordo entre el bus urbano y el tranvía será gratuito durante la primera hora de utilización.

Etiquetas