Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

vandalismo

Un vecino intoxicado y tres vehículos quemados en otra madrugada agitada por los incendiarios

La quema de varios contenedores obligó a intervenir en La Almozara, donde el humo se coló en un edificio.

Un vecino intoxicado y tres vehículos quemados en otra madrugada agitada por los incendiarios
Un vecino intoxicado y tres vehículos quemados en otra madrugada agitada por los incendiarios
JOSé MIGUEL MARCO

Ni siquiera en Navidad están dispuestos a conceder una tregua los incendiarios. Llevan meses agitando las madrugadas del fin de semana, con quemas indiscriminadas de contenedores en diferentes barrios de Zaragoza. Y anoche volvieron a sobresaltar el sueño de vecinos del Casco Histórico y La Almozara. En este último barrio, las consecuencias del fuego fueron más graves, ya que las llamas alcanzaron la fachada de un inmueble y la inmensa humareda llegó a colarse por la caja de escaleras. Los Bomberos llegaron rápidamente y tranquilizaron a los inquilinos, pero uno de ellos inhaló humo y precisó de asistencia médica.

Según fuentes del 080, el fuego de La Almozara se declaró sobre las 5.11 en un grupo de contenedores de reciclaje situados justo delante del número 19 de la calle de Ribagorza. Junto a los depósitos había aparcados una furgoneta y un turismo, y ambos resultaron afectados por el inmenso calor que desprendían las llamas. De hecho, el furgón terminó ardiendo por completo y fue declarado siniestro total. Se trataba de un vehículo destinado a la venta ambulante que en su parte trasera llevaba abundante mercancía, sobre todo textil, que también fue pasto del fuego.

"Este tipo de material prende muy rápidamente, y cuando hemos llegado el incendio tenía ya mucha fuerza", explicaba ayer un responsable del Cuerpo de Bomberos. Los contenedores estaban situados a escasa distancia de la fachada y al acceso al inmueble, lo que hizo que este se viera también afectado. Las llamas fueron sofocadas enseguida, pero lo que más inquietaba a los equipos de extinción era el humo que había logrado colarse al interior del edificio y que ascendía por el hueco de las escaleras. "En ningún momento nos hemos planteado desalojar las viviendas, pero en estos casos la gente se pone muy nerviosa y tienes que tranquilizarla", explicaba el portavoz de Bomberos.

Al final, solo uno de los inquilinos tuvo que ser asistido por el médico de la uvi móvil del 080. Se le suministró oxígeno y se intentó calmarlo, porque presentaba un cuadro de ansiedad. En cualquier caso, el equipo sanitario no consideró necesario su traslado a un centro hospitalario. Para evitar que la humareda de la escalera llegase a entrar en los pisos y algún otro vecino resultara intoxicado, los Bomberos procedieron a ventilar los espacios comunes. La intervención se prolongó al final casi hora y media.

La unidad de Policía Científica de la Jefatura Superior de Aragón se ha hecho cargo de la investigación del suceso para tratar de aclarar las causas. En cualquier caso, y aunque todavía no se han producido detenciones, todo hace pensar que este también ha sido un incendio intencionado. Como parece serlo el que también se declaró durante la madrugada de ayer en la calle de Santa Lucía, en el Casco Histórico de Zaragoza.

Según informó la central del 080, el aviso de este segundo fuego se recibió sobre las 3.10. Su extinción resultó bastante menos complicada, ya que solo se vieron afectados un contenedor y un vehículo, que sufrió daños parciales. De hecho, los Bomberos dieron por acabada la intervención en apenas veinte minutos.

No ha habido detenciones

Nada se sabe tampoco sobre los responsables del incendio de la calle de Santa Lucía, pero también se sospecha que fue obra de los pirómanos. Aunque no es habitual dar con este tipo de delincuentes, la Policía Local de Zaragoza sorprendió el pasado viernes a tres menores de 17 años cuando volcaban e intentaban prender fuego a varios cubos de basura. Según informó la central de operaciones del 092, el suceso se produjo sobre las 0.50 en la calle Manifestación del Casco Histórico, pero los agentes lograron intervenir a tiempo y evitaron el incendio.

Pero los jóvenes no se conformaron con intentar provocar un fuego con la basura. Poco antes de ser cazados por la patrulla de la Policía Local, rompieron el cristal de una cabina telefónica situada en las inmediaciones. Por todo ello, los tres menores fueron identificados y denunciados por la vía penal.

Una furgoneta de venta ambulante, totalmente arrasada. Junto al grupo de contenedores incendiado -a mediodía, como se aprecia en la imagen, ya habían sido sustituidos- había aparcada una furgoneta de venta ambulante. El vehículo y la mercancía fueron pasto de las llamas.

Hora y media de intervención. El fuego de la calle de Ribagorza se declaró a las 5.11, y los Bomberos necesitaron casi hora y media para acabar la intervención. Sobre todo, porque hubo que ventilar el humo.

Etiquetas