Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

bajo aragón/caspe

Nonaspe recrea un antiguo molino de aceite

El proyecto forma parte de la adecuación del paraje de la ermita de la Virgen de Dos Aguas.

Los elementos del molino de aceite, en una imagen tomada recientemente.
Nonaspe recrea un antiguo molino de aceite
M. C. RIBó

El Ayuntamiento de Nonaspe reconstruye un molino de aceite, denominado de viga, como un primer paso para adecuar el entorno del paraje donde está situada la ermita de la Virgen de Dos Aguas, en la confluencia del Algars y el Matarraña antes de su desembocadura en el Ebro. En este enclave hay unos pinos piñoneros calificados como árboles monumentales de Aragón.

El molino aceitero, que estuvo en funcionamiento hasta la década de 1950, fue propiedad de Casildo Altés (la construcción era conocida por su nombre). Estaba en una finca en el paraje de El Plano, cerca de la ermita. Posteriormente, los terrenos los adquirió Santiago Vidal para su explotación agrícola y ganadera. Vidal terminó donando el molino al Consistorio, que pretende resaltar la importancia que han jugado estos elementos y la producción de aceite en el Bajo Aragón.

El presupuesto para la reubicación asciende a 32.500 euros, sufragados con parte de un fondo estatal. Los vecinos podrán ver en breve (a partir de enero) cómo eran este tipo de molinos, que se utilizaron entre los siglos XVIII y XIX. La rueda de molino que machacaba la aceituna era de tracción animal y la prensa consistía en una gran viga con contrapesos en un extremo que extraía el aceite de las olivas previamente trituradas en la rueda de piedra.

Ya en el siglo XX fueron en su mayoría sustituidos por molinos movidos por electricidad tanto para las ruedas como las prensas hidráulicas. Ese avance permitió menor esfuerzo y sacar mayor rendimiento. La Asociación de Amics de Nonasp realizó un vídeo que ha permitido la reconstrucción del molino con todo detalle.

Etiquetas