Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CIRCULACIÓN EN PRUEBAS

El tranvía llega mañana hasta Gran Vía

Durante esta semana, coincidiendo con las pruebas hasta Gran Vía, se han buzoneado más de 40 calles situadas en la zona, con el fin de informar al vecindario de las medidas de convivencia.

Un vehículo Urbos 3 recorrerá mañana el trayecto desde las cocheras del tranvía en Valdespartera hasta el paseo de la Gran Vía, con lo que se completarán las pruebas de la primera línea del tranvía de Zaragoza en todo el recorrido.

Estas pruebas permitirán comprobar que la electrificación de la catenaria es correcta, así como que el sistema de aceleración o el de frenado funcionan a la perfección, informan fuentes de la empresa concesionaria de la construcción de la primera línea de tranvía en la capital aragonesa.

Las pruebas se iniciaron el pasado 2 de noviembre en el tramo de Valdespartera más cercano a Cocheras y, poco a poco, se amplió el recorrido en dicho barrio y a lo largo de Vía Ibérica.

El 9 de diciembre el Urbos 3 alcanzó Isabel la Católica y ayer Fernando el Católico. Esta semana han circulado dos unidades a la vez a lo largo del trazado. Mañana llegará a Cocheras el cuarto Urbos 3, que saldrá de las instalaciones de CAF en torno a las 15.30 horas.

Durante esta semana, coincidiendo con las pruebas hasta Gran Vía, se han buzoneado más de 40 calles situadas en la zona, con el fin de informar al vecindario sobre el nuevo medio de transporte de la ciudad. Además, profesionales del tranvía han ofrecido información a peatones y comerciantes.

Con la puesta en marcha del tranvía, los conductores deberán prestar especial atención al salir de los garajes o al incorporarse a una vía por la que pasa el nuevo medio de transporte.

Es fundamental respetar la señalización y circular sólo por las zonas autorizadas, ya que la plataforma del tranvía no debe obstruirse, y también hay que tener cuidado especialmente en los giros, en el caso de que deba cruzarse la plataforma.

Los peatones deben recordar que el tranvía siempre tiene prioridad, incluso en los pasos de cebra sin semáforos. No está permitido caminar por la vía, sólo se debe cruzar en los pasos señalizados y, antes de hacerlo, mirar siempre a ambos lados.

Cuando el tranvía se aproxima a las paradas, así como a los cruces, emite una señal acústica característica, similar a una campana y se advierte de que los dispositivos electrónicos como teléfonos móviles o reproductores de música pueden impedir que el viandante la oiga.

Cuando un peatón se dispone a cruzar la plataforma por un paso, es recomendable que espere a que el semáforo deje de estar en rojo y se ponga en verde, con el fin de asegurarse de que cuenta con tiempo suficiente.

A lo largo del recorrido se han habilitado zonas intermedias en los cruces señalizadas con las palabras 'Mire Tranvía' en las que los viandantes pueden detenerse en el caso de que se les ponga el semáforo en rojo cuando ya habían comenzado a cruzar.

Los ciclistas también deben prestar atención al atravesar la plataforma tranviaria, dado que una rueda puede introducirse en la vía y nunca se debe transitar por la plataforma, sino por los carriles-bici o, en su defecto, por la calzada.

A lo largo de los próximos meses, las unidades del Urbos 3 realizarán recorridos por el trazado cada vez con mayor frecuencia.

El siguiente paso será el inicio de la "marcha en blanco", en la que el tranvía funcionará como si estuviera de servicio, pero sin pasajeros.

El objetivo es que el nuevo transporte pueda ser utilizado por a partir de abril de 2011.

Etiquetas