Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

POTENCIALMENTE PELIGROSOS

Las protestas agilizan el limado de los bordillos del tranvía

Los trabajos para pulir las aristas concluirán en enero. Los motoristas mantienen que son tan peligrosas como los guardarraíles.

Un operario limaba ayer uno de los bordillos del tranvía ubicado en Fernando el Católico.
Las protestas agilizan el limado de los bordillos del tranvía
ESTHER CASAS

Los trabajos de limado de los bordillos del tranvía concluirán a finales de enero. Según informaron ayer fuentes del la sociedad Los Tranvías, se trata de unos trabajos bastante complejos que comenzaron en verano y que se han acelerado en la zona centro de la ciudad.

Según las mismas fuentes, a lo largo de este mes de diciembre se espera concluir los trabajos de pulido desde el principio de la línea (en Gran Vía) hasta el final del trazado en Vía Ibérica. La zona de Valdespartera se dejará para finales de enero.

Por zonas, en el tramo comprendido entre Gran Vía y mitad de Vía Ibérica, ya se ha limado un 80% de los bordillos. En la segunda mitad del barrio de Casablanca, la que coincide con el cruce de la prolongación de la avenida de Gómez Laguna, estos trabajos ya han terminado. En Valdespartera, en cambio, solo hay en torno a un 15% de las aristas limadas. La prioridad son las que se conocen como 'zonas de resguardo' que protegen especialmente a los peatones: jardines con juegos infantiles o, en las grandes avenidas, pasos de cebra que dejan a los peatones en una zona estrecha en la mediana. En todo el trazado del tranvía, aún se encuentran -además- algunos picos de piedra que están marcados con grafiti como indicio de que aún se han de limar. Los que sí que están perfectamente pulidos son los bordillos circunscritos exclusivamente al raíl del futuro tranvía porque, en zonas de un solo carril como Gran Vía, los vehículos estarán autorizados a invadir la zona de vías en caso de emergencia.

Los bordillos han levantado las quejas de las asociaciones de motoristas, que piden que se retiren debido a la peligrosidad de sus formas. "Vienen a ser lo mismo que los guardarraíles", denunció el jueves a este periódico Juan Carlos Toribio, portavoz de Mutua Motera.

Este anunció también que su asociación va a pedir una reunión con el área de Movilidad Urbana del consistorio zaragozano porque considera que ya ha pasado "un tiempo prudencial" desde que se instalaron y que no se ha solucionado el problema denunciado.

Ante esto, fuentes del tranvía aseguraron que los bordillos están homologados y que simplemente se hace el limado para garantizar una mayor seguridad en el trazado. Además, insistieron en que es más sencillo realizar estos trabajos una vez que los bordillos ya han sido colocados.

Desde el Área de Servicios Públicos del Ayuntamiento añadieron ayer que esos elementos se utilizan en otras ciudades españolas -en Barcelona, por ejemplo- y que no han dado problemas a los conductores ni viandantes.

Etiquetas