Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

Condena de 41 años de cárcel para los autores del asesinato del joyero de La Almunia

El tribunal impone 22 años de prisión a Nicolae Viorel, que disparó a quemarropa sobre el comerciante, y 19 a su cómplice.

Nicolae Viorel, autor material del disparo que acabó con la vida del joyero Juan Carlos Lafuente.
Condena de 41 años de cárcel para los autores del asesinato del joyero de La Almunia
VíCTOR LAX

Veintidós años de prisión es la condena que la Audiencia Provincial de Zaragoza ha impuesto a Nicolae Viorel Muresan como autor material del asesinato de Juan Carlos Lafuente Callejero, cometido en su joyería de La Almunia de Doña Godina el 21 de marzo de 2007. El tribunal castiga además con 19 años y medio de cárcel a su cómplice en el asesinato y en el robo, Vladimir Lozovan.

El joyero tenía 43 años cuando recibió un disparo a quemarropa que le atravesó el corazón. Los ladrones ya se habían apoderado del botín y le habían obligado a tenderse en el suelo cuando le dispararon a cañón tocante.

La sentencia considera que el autor material del crimen fue Nicolae Viorel Muresan, delito por el que le impone 17 años y medio. A esta pena hay que añadir cuatro por el robo y uno por tenencia ilícita de armas. Mientras, a Vladimir Lozovan le condena a 15 años por el asesinato, cuatro por el atraco y seis meses por falsificación de documentos. Aunque son insolventes, deberán indemnizar de forma solidaria con 200.000 euros a la madre de la víctima, representada por la letrada Cristina Ruiz-Galbe.

El tribunal de la Sección Primera no ha dado ninguna credibilidad a las declaraciones exculpatorias que los acusados dieron en el juicio. Ambos dijeron que jamás habían estado en La Almunia, pero su versión fue desmontada por un testigo, que los reconoció sin duda alguna como los hombres que salieron de la joyería tras asesinar a Juan Carlos Lafuente y robar las joyas de su tienda.

Esta persona -que declaró como testigo protegido y que también fue quien encontró sin vida a la víctima, en la trastienda del establecimiento- los identificó en dos ruedas de reconocimiento y después en la sala de vistas, ante el tribunal que los juzgó.

La sentencia considera que ambos procesados tejieron un plan y actuaron siempre de forma conjunta y coordinada. Tras aparcar cerca de la joyería el BMW que llevaban, Muresan accedió a su interior mientras Lozovan se quedaba en la puerta vigilando. Una vez dentro, Viorel amenazó con una pistola Bereta, de calibre 9 milímetros, a Juan Carlos Lafuente y le obligó a tumbarse en el suelo bocarriba. Tras robar las joyas, acercó el arma a su cuerpo y le disparó a quemarropa en el tórax. Tras esconder el cadáver en la trastienda, se montaron en el BMW y se dieron a la fuga en dirección a Guadalajara. Unos meses más tarde fueron detenidos, uno en Italia y otro en Canarias.

Etiquetas